Publicidad

Magníficos

La Liga y “El Team” a la baja

El Torneo de Verano 2013 sofoca a Alajuelense y a Herediano.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El Torneo de Verano 2013 sofoca a Alajuelense y a Herediano. La Liga padece problemas impropios de su linaje. Improvisa un segundo técnico en la cuarta fecha y se contradice. Nadie cree que “Manolo” Keosseián venga para un proceso y lo firmen por sólo seis meses.

Su arribo es un parche temporal, un recurso extremo para calmar a la grada. El sótano duele y es indigno del campeón. La Liga de Sibaja nunca carburó. Se apagó en tres jornadas, sin brillo, sin ilusión, sin ángel... La abatieron los rivales, pero, sobre todo, el fantasma del “Machillo”Los manudos eran una máquina de hacer podios y se quedaron sin el ingeniero que la enrumbara de nuevo al título. No se puede “resetear” una estructura emparentada con el éxito, para reemplazarla por una promesa de juego que naufragó ante la apatía general. Luis Roberto olfateó la falta de compromiso y redactó la renuncia.La venida de Keosseian no garantiza el éxito. Pasaron 16 años desde su última estancia con título en el banquillo rojinegro. Los dirigentes lo ven como la opción menos riesgosa, el nombre de más brillo en una lista de candidatos armada a la carrera porque el torneo avanzaba hacia esa etapa en donde empiezan a perfilarse las tendencias.

El camerino pedía al “Chunche”, pero está claro que quienes mandan desconfían de su figura, más asociada con el folclor campesino que con el perfil del estratega tradicional. Es una pena que no se valore a ese hombre bonachón y honesto, dueño de un profundo conocimiento del juego y un gran sentido común. Mauricio se merecía una oportunidad.Lo del Herediano es distinto. Pasa por la transición que vive su joven entrenador, un hombre desubicado por la pirotecnia de su nombramiento y vulnerable a los errores conceptuales.Solís debe serenarse y sacar un rato para repasar la historia del club. Los florenses labraron su grandeza porque le guardaron fidelidad al postulado de jugar bien. En eso han sido únicos y están por encima de Saprissa y Alajuelense, que en pasajes determinados de su historia hipotecaron el gusto por el juego y privilegiaron el resultadismo para sumar títulos.

Herediano no. Siempre ha sido coherente con su ADN. Y este equipo de Mauricio no juega bien. No lo hizo ante Santos, Uruguay y menos contra Cartaginés. Ante los de Coronado se encontró una victoria por un penal inventado y una pésima salida de Ricardo González. Y contra los blanquiazules, la táctica fue tirarle centros a Yendrick y a Olman para ganar en las alturas. Herediano debe volver por sus pasos, para enamorar a la grada, a la historia y al éxito.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad