Publicidad

Magníficos

Hagan juego, señores

El Verano reclama definiciones y tres grandes se disputan la credencial de campeón.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El Verano reclama definiciones y tres grandes se disputan la credencial de campeón. Habrá una baja prematura porque la serie entre Alajuelense y Herediano sacará a uno de escena pronto. La crítica le apunta el dedo a los florenses, pero ¿qué tal si se produce la ansiada rebelión y los del Fortín se sacuden de la paternidad eriza? Un hombre no hace diferencia por sí solo, mas ¿vieron el nivel del olvidado Leandrinho en los últimos juegos?

Jubilar de antemano a Herediano porque padeció el rigor del dominio alajuelense en las últimas series por el título podría empujar al error esta vez. Los florenses tienen otro técnico, son más tácticos, arriesgan menos y pueden rearmarse en la adversidad como demostraron ante Saprissa.

Si el equipo está para voltear antecedentes, Leandrinho y su desequilibrio de tres cuartos de cancha hacia adelante sería vital. Con Méndez el onceno ha buscado otras respuestas en el manejo sin el aporte de Josimar. Perdió talento, es cierto, pero fortaleció el equilibrio y con la pegada del brasileño se le puede dar.

El favorito es Saprissa. Lo avalan el técnico, la propuesta, la regularidad patentada a lo largo de la campaña, el juego colectivo y el peso de las individualidades cuando la armadura de equipo se resiente por la presión del rival. Rónald encontró las ansiadas respuestas en el arco, el corazón de la defensa y la zona quemante del área penal enemiga, que lo privaron de tomar el título por asalto en las ediciones previas.

Michel se confirmó bajo los tubos a punta de reflejos, reacción y ubicación. Con Waston en el corazón de la zaga, ganó seguridad arriba y abajo, sin importar si lo alinean con Umaña o el recuperado Badilla. Y la cuota goleadora de Ramírez y el boliviano Saucedo, le aportaron ese plus en la red que requiere todo favorito al título.

Otra virtud de este Saprissa es que encuentra el gol por otras vías: el desequilibrio de Colindres, un delantero en constante ascenso y movilidad, que las termina siempre en la red. O el vértigo con sentido de Arauz, quien igual mete diagonales por izquierda o derecha para acortar el trecho que lo separa del gol.

El favoritismo de Alajuelense pasa mucho por el cálculo y la frialdad de su técnico para plantear estos partidos. La mano sabia de Ramírez para armar una alineación, reservarse una sorpresa o intentar darle un giro al juego con un cambio impensado, es lo que mueve a los conocedores a darlo por sentado en la final.

Al que no le veo opciones es a la "U". Todavía es un equipo en formación y esa inexperiencia le factura caro en estas instancias. Además, tampoco tiene ese punch ante los grandes que sí distingue a Carmelita, el otro que estaba en liza y se quedó en el camino. Hagan juego, señores, que lo mejor está por comenzar.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad