Publicidad

MAGNÍFICOS

Del ‘Ligaztecazo’ a Randall Chacón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La Liga prolongó la alegría en que nos sumió la Sele por su victoria ante México. Ese segundo triunfo al hilo ante el rival histórico frisó la hazaña. Lo describo así porque América con su técnico incluido es la selección que enfrentará el repechaje ante Nueva Zelanda, en el último y desesperado intento azteca por ir al Mundial.El mérito es doble, entonces, y la conquista debe ser dimensionada para delirio del pueblo rojinegro. Alajuelense materializó su “Ligaztecazo” y entró de cabeza en la historia gracias a Palacios, un hombre que siempre define a un toque cuando le caen las pelotas ahí, en la boca del gol.Celebré el gane como un manudo más porque, cada vez que un equipo del país se juega algo importante afuera, veo más allá de los sectarismos futboleros y caigo en la cuenta de que es Costa Rica quien compite. Felicidades liguistas…Esa victoria se fraguó con cálculo, mucha aplicación táctica y 11 hombres dispuestos a creérsela. Pemberton lo dijo al término del juego, cuando resumió la gesta como un nuevo triunfo ante México, vestido ahora de amarillo y caricaturizado por un equipo dispuesto a escribir historia dorada.Al “Macho” le corresponde una buena cuota del mérito. Planteó el partido con inteligencia: defensa reforzada para aguantar, un mediocampo ágil y la mejor versión de Álvaro Sánchez desde que aterrizó en Alajuelense, hábil, frontal y hasta pendenciero para distraer al rival. Patrick estuvo gigante en el arco y Palacios es Palacios.En medio de las alegrías por las victorias en fila ante los aztecas, me conmovió un tema del torneo local, protagonizado por el técnico limonense tras la paliza que le endosó Saprissa en Tibás, el domingo anterior.Si Randall Chacón es un entrenador bueno o malo se sabrá en años, cuando la salud de sus números en el banquillo lo encumbre a la tribu de figuras de culto del fútbol nacional o lo sepulte bajo la pesada losa del fracaso. Pero nadie puede dudar de su honestidad, cuando se encaró con la prensa y resumió el momento del equipo.Dijo algo que esperé escuchar de otros técnicos, durante 44 años de ver fútbol: “(…) Prefiero perder por cinco goles proponiendo, que 1 a 0 con todo el equipo debajo del marco”. Esa transparencia me conmovió y se granjeó de inmediato mi respeto.Chacón es nuevo, está apenas adoquinando su camino en Primera, pero ya dimensionó su estatura moral, su coherencia, su fidelidad a una línea de pensamiento y a una identidad. Nuestro fútbol necesita de más hombres como él. En un medio de resultadistas, de colegas que van ganando 2-0 y en lugar de proponer y buscar más, se meten atrás y les empatan el partido en la agonía, Chacón pregona un saludable y extinto gusto por el juego que merece un reconocimiento.Qué pena que Limón le deba tres meses de salario a sus futbolistas, qué lástima que no puedan llevar el sustento a sus casas… Ni ellos ni sus familias se merecen ese drama.Pero gracias a todos por no renunciar al juego en medio de tanta adversidad. Y a usted, don Randall, mi respeto y admiración.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad