Publicidad

Magníficos

Mambo y Cusuco, como dos güilas

Es curioso como una torpeza de la estrella del Team puso en congojas a los dirigentes. ¿Cómo se le ocurrió a Víctor hacer esa llave de lucha libre al zaguero cartaginés?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En Herediano corren por el “Mambo”. Los dirigentes van bien afilados en busca del recurso salvador. El premio vale la pena: la posibilidad de habilitarlo para la final. Los asesoró el Dr. Armando González, odontólogo, hincha fiel y experto en reglamentos.

Es curioso como una torpeza de la estrella del Team puso en congojas a los dirigentes. ¿Cómo se le ocurrió a Víctor hacer esa llave de lucha libre al zaguero cartaginés? Está claro que fue de fantasía, pero esto es futbol y no un ring. Y lo peor es la letanía de argumentos que circuló de boca en boca para censurar el castigo de cuatro fechas.

A quien debe aplicársele un correctivo es al goleador, por su insensatez, su actitud poco diligente y enemistada con el profesionalismo. ¿Cómo le iría a usted en el trabajo si la empresa está a punto de firmar la venta del año y el negocio se cae por una irresponsabilidad suya? ¿Correrían para salvarle el pellejo? No creo…

Nuestro futbol debe dar un salto de calidad en todos los aspectos y el tema es especialmente sensible ahora que vamos al Mundial. Pongámonos serios, dejémonos de alcahueterías y adecentemos el balompié. Si alguien incurre en falta tiene que purgar el castigo. No hay otro camino. Y los dirigentes deberían ser consecuentes.

Hay que cerrar los portillos que deja el reglamento porque, de lo contrario, se corre el riesgo de convertir esto en un vacilón. Núñez sabía en qué andaba. Este torneo vio la roja con la misma facilidad con que sacudió redes y lo del domingo se inscribió dentro de esa lógica.

Él solito se privó de prolongar su pasantía con el gol en el exclusivo club de los 200, en donde es fundador y único accionista. Y lo del “Cusuco” resultó clonado.

Cronológicamente ocurrió antes, acaso por presagio del destino futbolero o por debilidad mental de esos que encienden las tribunas con sus jugadas electrizantes, pero igual caen en despistes de güilas mejengueros.

Herediano va sobrado al segundo juego de la semifinal. Sale “Mambo”, entra Núñez o Yendrick y no pasa nada. Igual los empujará Yosimar con pases-gol y a instalar el delirio en la grada. Cartaginés no tiene nada para perturbar este nuevo sueño campeonil del Team.

La ausencia de Allen sí pesará más. No abundan las cartas de manejo y desequilibrio en la Liga, pero tampoco es para llorarlo a lágrima viva.

Ah futbol el nuestro: dos notables profesionales parecen güilas y dan un espectáculo para ponerse a llorar.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad