Publicidad

Magníficos

Un campeón inoxidable

El epílogo del año se tiñó de festejo rojinegro por la conquista de un título que creíamos florense.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Los últimos estertores del 2013 preludian el fin de 365 días trepidantes, obligan al análisis y, casi como un acto reflejo, imponen enlistar propósitos para el 2014.

El epílogo del año se tiñó de festejo rojinegro por la conquista de un título que creíamos florense. La Ciudad de las Flores tenía todo montado para celebrar el “bi” que no fue.

No bastan los propósitos. Las conquistas se atizan con una buena dosis de talento y, para ser justos, en los 120 minutos con lanzamientos de penal Alajuelense fue más. Y eso cabe reconocerlo, más allá de la puntería desde el manchón blanco.

Esta vez, la “sorpresita” de Ramírez fue apelar a una cuota extra de fútbol para colgarse la corona. Estaba bien oculta y fue una agradable reminiscencia de lo que mostró en los clásicos de la temporada y en la crucial serie ante América, por la Concachampions.

Alajuelense marcó la ruta al título con lo mejor que tiene. Un arquerazo como Pemberton, que hizo dos achiques cruciales. Porfirio y Acosta, impasables arriba y abajo. Ese peón silencioso pilar de la recuperación, Luis Miguel Valle, quien siempre está en la ruta del juego rival, y Juan Gabriel Guzmán, una cuota de talento para desequilibrar.

Con más puntería de Palacios –en dos ocasiones-, Johan y Guzmán-también en un par de lances- hubiese definido el juego antes. Ramírez hizo su conocido juego de control en el medio, para cercar a Yosimar y neutralizar el juego de Cubero y Granados.

Herediano depositó muchas expectativas en un Porras que esta vez no le encontró la medida al juego, recostado sobre la izquierda y sin espacio para hacer la suya, cada vez que lo intentó de tres cuartos de cancha para arriba.

Otro que desencantó fue Scott. Berny era la llave para descargar el juego por la derecha, al frente del área, en donde lo depositaba un también irregular Myrie. Pero el mediapunta nunca halló el espacio, careció de socios y fue neutralizado.

No se entiende, tampoco, que el técnico Solano se reservara toda una baraja de lujo, que pudo depararle la jugada ganadora: Ramírez y Sánchez, dos alas desequilibrantes, el talento curtido de Cancela y el manejo con gol de Ismael Gómez. Solo él sabrá por qué.

El 2014 viene en plan grande. La Selección regresa al Mundial y todos soñamos con bajar a tres pesos pesados: Italia, Inglaterra y Uruguay. El Verano estará que arde.

La Liga querrá repetir. Herediano ya está de cacería en el mercado, Saprissa se apuntaló fuerte, Cartaginés no se puede permitir otra campaña tan floja. Y Pérez promete volver al protagonismo con Méndez. Ya sabemos de Carmelita y el resto la tendrá difícil. Feliz año.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad