Publicidad

Editorial

Todos con Andrey Amador

La carrera italiana es un monumento a la orografía y obtener una victoria está reservado para auténticos titanes.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El Tour de Francia es la catedral del ciclismo. Contar con un tico entre el pelotón es un honor para el deporte costarricense, y nos obliga a periodistas y aficionados a estar muy pendientes de Andrey Amador a lo largo de las próximas semanas.

Todos esperamos con ilusión que haga un buen papel. Los antecedentes son alentadores: hace dos años, en su primer Tour, dio una lección de coraje al mundo, al correr con un tobillo lesionado desde el primer día.

Por las restricciones a los medicamentos, casi no pudo tomar nada, pero la posibilidad de retirarse nunca entró en su vocabulario. Hace un año, en el Giro, entró a la historia al ganar una etapa.

La carrera italiana es un monumento a la orografía y obtener una victoria está reservado para auténticos titanes. El ciclismo, pese a estar tan cuestionado por los escándalos de dopaje, todavía es capaz de fabricar héroes que despierten admiración en un país entero. Andrey es uno de ellos.

Adelante, como campeón.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad