Publicidad

Editorial

El mejor juego y el peor resultado

Ante Estados Unidos, fueron 45 minutos bastante aceptables; en todo caso, superiores al pobre espectáculo que dimos contra Cuba y Belice.

Por fin la Selección salió bien despierta desde el pitazo inicial, en lugar de esperarse medio partido para empezar a reaccionar.

Ante Estados Unidos, fueron 45 minutos bastante aceptables; en todo caso, superiores al pobre espectáculo que dimos contra Cuba y Belice. En lugar de encomendarse a una línea reforzada de zagueros, la Tricolor supo presionar en media cancha y animarse a llevar el balón al área contraria.

Suena a poco, pero temíamos una versión de la Tricolor totalmente defensiva, así que arrebatar el balón durante amplios períodos fue una buena noticia.

Para el complemento sí caímos en tentación: echados atrás. Curiosamente, en una escapada a cabecear al área rival, cayó el gol, cuando la defensa estaba partida. Pese a todo, fue el mejor de los tres partidos que hemos jugado en esta Copa, aunque sacamos el peor resultado.

Y el saldo pendiente con el equipo de Klinsmann sigue subiendo, para el día que esperamos el ajuste de cuentas, este 6 de setiembre.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad