Publicidad

Editorial

Adiós al miedo en el Azteca

Una de las grandes enseñanzas de esta eliminatoria es que al DF hay que ir sin miedo.

México terminó pidiendo la hora en el partido ante Panamá, desesperado por que el “magnífico” árbitro de Concacaf decretara el final.

Eso ocurrió en el Estadio Azteca, no en otro país, y ante los canaleros, no ante Argentina o Brasil. Una de las grandes enseñanzas de esta eliminatoria es que al DF hay que ir sin miedo.

En su casa, la selección verde solo pudo ganar un partido, precisamente el del viernes, gracias a una providencial chilena cuando solo faltaban unos minutos (sin duda fue un golazo, pero el defensa tenía que haberle metido la cabeza).

Honduras sacó una histórica victoria, Costa Rica obtuvo un empate que perfectamente pudo ser más y hasta Jamaica, el más limitado integrante de la hexagonal, se fue con un 0-0.

No se trata de una suma de casualidades, sino de un hecho comprobado: al Azteca se puede llegar sin miedo. No solo se puede, se debe. Para que todos los equipos del istmo lo tengamos bien presente la próxima eliminatoria.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad