Publicidad

Editorial

La utilidad del fogueo

Pablo Herrera ya es de nuevo aquel carrilero del 2009, que brillaba en la Liga y se ganó un contrato en Europa.

Estábamos advertidos de que República Dominicana era un rival fácil, imposible de comparar con los partidos que le esperan a la Sele el mes próximo.

A partir de ahí, al fogueo había que sacarle todo el provecho: crecer como grupo, abombar las redes y darles minutos a jugadores que podrían ser opciones de cambio -o incluso de titulares- en alguna parte del camino restante en la hexagonal.

Pablo Herrera ya es de nuevo aquel carrilero del 2009, que brillaba en la Liga y se ganó un contrato en Europa (aunque, seamos sinceros, todavía recordamos su desidia en la jugada clave de aquel partido fatídico contra EE. UU.).

Herrera abre la baraja de opciones en caso de que a Cristian Bolaños no le aparezca el pasaporte o le pase alguna de las cosas que siempre le pasan cuando tiene que viajar.

Víctor Núñez, tal y como hemos comentado, debe estar en las primeras opciones para la delantera, por encima de Yendrick y Jairo Arrieta. Es 100% material de Selección para esta recta final.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad