Publicidad

Que no dejen entrar a las barras

Las fechorías son cosa de todos los partidos y hace dos semanas el grupo de angelitos que se hace llamar la Doce amenazó de la peor manera a colegas de Columbia, luego de un partido en Limón.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Cada cierto tiempo algún dirigente amaga con ponerse el traje de superhéroe y lanza una proclama envalentonada: “No vamos a permitir en nuestro estadio el ingreso de tal barra organizada”. El anuncio, por supuesto, difícilmente se cumple, pues no va acompañado de acciones. El problema es demasiado complejo como para resolverlo así, con un discurso encendido.

Es como firmar un decreto para evitar que llueva el día del Traspaso de Poderes. Ahora es el turno de la Liga: una vez más, mañana les tocará ser anfitriones de dos de estas bandas indeseables. Las fechorías son cosa de todos los partidos, y hace dos semanas el grupo de angelitos que se hace llamar la Doce amenazó de la peor manera a colegas de Columbia, luego de un partido en Limón. La dirigencia manuda anunció que no va a dejar entrar a la Ultra a este clásico. ¿Será que cumplen? Yo les propongo una idea todavía mejor, si de verdad quieren arreglar esto: no dejen entrar a ninguna de las dos barras.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad