Publicidad

Basta el orgullo deportivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La recta final de cada campeonato suele dejar a algunos equipos como convidados de piedra: no tienen urgencias por el descenso pero tampoco pueden aspirar a la clasificación. Son “ni-nis” que deben cumplir el calendario, pero que terminan convirtiéndose en grandes electores de los asuntos que todavía están pendientes de resolverse. Tal es el caso de Carmelita esta noche: pueden respirar aliviados porque el fantasma de la Segunda les pasó muy de lejos, mas ya no pueden subirse al bus de las semifinales. Esto último parecía posible hasta que la dirigencia carmela tomó la extraña decisión de relevar al técnico Orlando De León, que venía haciendo un gran trabajo en cuanto a números. El gran motor de estos equipos, eliminados y que no se juegan la permanencia, es el natural orgullo deportivo de los atletas de alto rendimiento. Suponemos que así será Carmelita esta noche o Puntarenas mañana. Es un ingrediente en cualquier liga profesional del mundo.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad