Publicidad

A evitar el triunfalismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La buena marcha de la Selección en la hexagonal debe llamar a la mesura. Uno de los éxitos del equipo que brilló en la eliminatoria del 2001 fue ir construyendo cada paso sin triunfalismos, aquilatando los peldaños alcanzados pero sin quedarse a festejar más de la cuenta. Ese año, el Aztecazo fue un punto de partida, no un fin en sí mismo. Cuatro días después se le ganó a Jamaica en casa, después ganamos de visita en Honduras, etc. Así debemos pensar esta vez. Lo del martes, un punto valiosísimo, quedará en nada si fallamos ante Panamá. Esta debe ser una consigna entre todos: aficionados, prensa y dirigentes, pero sobre todo en el camerino. Aquí, los líderes tendrán que sacar la credencial para evitar excesos de confianza. Son cosas que se pueden ver dentro: quién siente que ya la meta se alcanzó, quién llega relajado al siguiente partido. Por dicha también están Marín y Wanchope, dos escuderos de lujo, que ya recorrieron muchas veces este camino y saben cómo vacunar contra el triunfalismo.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad