Publicidad

La Selección y el Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

A la Selección le llevó bastante tiempo “tomarle el gusto” al Estadio Nacional. Todo empezó mal desde que China nos empató en la inauguración, o cuando Messi solo salió a mascar chicle porque alguien se olvidó de poner en el contrato la cláusula de que debía jugar. La mala relación continuó durante la “era LaVolpe”, un técnico sin mucho carisma para transmitir a las graderías. Ni siquiera en la cuadrangular del año pasado fue posible ver una “Joya” entregada al equipo, especialmente con el desastroso partido ante México. Todo cambió con la Uncaf: finalmente, la Tricolor pareció sentirse cómoda ahí, y los aficionados también se animaron a meter bulla pese a la barrera de la pista sintética. Ese estadio, hermoso y colosal (ojalá se le esté dando el mantenimiento adecuado, para que nos dure), es la envidia de otros países. Incluso el martes, bajo el aguacero, la afición respondió con cánticos y fervor, mientras se quitaba las gotas de lluvia de la cara.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad