Publicidad

El dilema de Lagos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Rónald González tiene todo el derecho, o más bien el deber, de dejar en la banca o en la gradería a un jugador que no le da el rendimiento deseado. Por el contrario, insistir en un futbolista que no anda bien, es causarle un daño. Lo de González con Lagos no es un capricho, sino una decisión lógica y normal con base en el rendimiento del jugador (contrario a lo que pasa con Pinto y el Mambo). También la directiva saprissista tiene derecho de manejar la ficha del delantero a su conveniencia. Incluso, hubo apertura para prestarlo a Santos, mas las condiciones no favorecían a todas las partes. La opción de jugar fuera sigue abierta, pero afortunadamente todavía la situación no es tan desesperante como para aceptar la locura de irse a Irak, un país en guerra. Mientras tanto, sus opciones de jugar en Saprissa son pequeñas: están David Ramírez, Ariel Rodríguez, Josué y de cuarta opción Lagos. Lo mejor es que se le abra una puerta en otro país, pero que sea menos conflictivo.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad