Publicidad

Editorial

El clásico más extraordinario

Un partido así hace grande al campeonato y al futbol nacional. Nos tocó ver un encuentro histórico.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

De este partido se hablará durante años y la gente lo recordará siempre. Sabíamos que los dos archirrivales llegaban bien (líder y sublíder del campeonato), que el Estadio Nacional era un ingrediente adicional de atractivo y que la Selección permitió crear un ambiente de euforia futbolera.

Pero nada podía imaginarse este juego desquiciado, volcánico, de fibra y garra pero también de cabeza y sapiencia desde el banquillo. A los entrenadores hay que agradecerles el futbol abierto.

La Liga hizo su primer gol y no se echó atrás; fue a conseguir el segundo. Luego se le vino el mundo encima, con tres goles recibidos en ocho minutos, gracias a un Michael Barquero que llegó en el mejor día de su carrera.

Hubo dos puntos de inflexión: el tanto que le anularon a la Liga (hubiera sido el 1-3 en ese momento) y el autogol de Robinson. Y luego ese cierre de película de acción, con “Saprihora” en cada marco. Un partido así hace grande al campeonato y al futbol nacional. Nos tocó ver un encuentro histórico.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad