Publicidad

Un tibio inicio de la Uncaf

Era de esos partidos estilo gato contra el ratón. Belice llegó a buscar el 0-0 con su futbol rudimentario; este encuentro se pudo haber jugado solo en media cancha y no hubiera hecho falta la otra mitad. Pero esto no siempre es sinónimo de goleada: significa que todo el partido habrá 10 u 11 custodios pasando revisión frente al área. A Costa Rica le costó encontrar la llave, con una alineación que claramente está lejos de la que Pinto va a plantar en la eliminatoria. La afición se desesperó porque un Costa Rica-Belice siempre se asume como sinónimo de paliza y baile, sin tomar en cuenta las circunstancias especiales, como la ausencia de muchas figuras de la Tricolor. A los aficionados hay que conquistarlos con goles, como contra Guyana, aunque tales banquetes son muy esporádicos. Como se ha dicho, esta Uncaf es para ganar confianza, y el partido de anoche no contribuye mucho a ese propósito. Pero queda bastante Copa; aún hay tiempo de ponerse el traje de gala.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad