Publicidad

Una Uncaf importante

Que la Uncaf sea un torneo para disfrutar y no para sembrar dudas. Llevar un equipo incompleto (sin Bryan, Campbell, Navas, etc.) puede ser una buena noticia: no se le muestran todas las cartas a los rivales, que estarán monitoreando de cerca, y abre espacio para ver a algunos jugadores que tienen madera para subirse al vagón premundialista. En una Selección, probar nuevas cartas nunca está de más.

Esto aplica también para Panamá y Honduras: no trajeron el mismo equipo que iniciará la ronda final de la eliminatoria el próximo 6 de febrero. Solo que, para ellos, el nivel de exigencia será menor, al estar fuera de casa. Costa Rica, como anfitrión, sale obligada a dar pasos firmes y a enviar un mensaje contundente al resto del área. Para esto sirve la Copa que se inicia hoy, que tendría mucho menos trascendencia de no ser porque en solo tres semanas arranca la discusión final sobre los invitados de la Concacaf a Brasil 2014.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad