Publicidad

Cambios y más cambios

Pinto decidió convertir esta Copa Uncaf, al menos la primera fase, en un laboratorio de último minuto para detectar la respuesta de algunos jugadores cuando se ponen la camisa roja. Ayer les dio minutos a varios de los más rezagados en la rotación, como Luis Miguel Valle, que tiene madera para quedarse como suplente, o como titular si alguno de los volantes de contención baja el nivel durante la hexagonal. Hasta la banda de capitán cambió de brazos tres veces: Saborío, Umaña y ayer Chiqui Brenes. Este no es un detalle menor, tomando en cuenta que –admitámoslo– esta generación todavía busca consolidar sus grandes liderazgos. La Uncaf es un torneo de bajo impacto, con una primera fase muy sencilla para el equipo local, que se presta para este tipo de ensayos. Quizás para la recta final sí haya que pensar en darle continuidad a una alineación que permita dejar el trofeo en casa. No queremos perder la Uncaf, porque somos anfitriones y porque hay que dar señales de autoridad a los rivales.

Gustavo Jiménez/Director

gujimenez@aldia.co.cr

@GustavoJ_aldia

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad