Publicidad

Un campeón muy débil

La Liga se une a la lista de campeones que entregaron la corona demasiado pronto.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La Liga se une a la lista de campeones que entregaron la corona demasiado pronto. A un monarca le corresponde, como mínimo, pelear hasta el final, esto es, superar la zaranda de primera fase. Lo eliminó Pérez Zeledón con toda justicia: le ganó los dos partidos. Ni siquiera los pudo salvar la osadía de Pemberton en los minutos finales, buscando el empate a la desesperada. Ahí quedó retratado el drama de un campeón inferior a sus rivales: Herediano es más equipo, Pérez les quitó los seis puntos y Saprissa les dio un repaso en el último clásico. Cartago se dio el gusto de darles a los manudos el último coscorrón, el definitivo, aunque fuera labrado con la macana de un estilo defensivo y reventón en el segundo tiempo, cuando ya jugaban con diez hombres. Salvo aquel lejano clásico en Alajuela –que a estas alturas es intrascendente– en este Verano nunca vimos a un campeón que se diera a respetar. Fue un monarca débil que se va por la puerta de atrás.




  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad