Publicidad

Opinión

El gran desafío del 2013

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La buena noticia de fin de año en el futbol nacional es que, tras diversos tropiezos y escándalos en este año, han retornado la paz y el sosiego, según confesión de los más altos dirigentes y, por consiguiente, hay tiempo y espacio para llevar a cabo las reformas necesarias y así crecer. Crecer, esa es la cuestión.

Hago hincapié en esta palabra –crecer- porque es condición de la vida y de toda actividad humana y porque lo contrario –la rutina- había extendido sus dominios en el futbol nacional. La rutina es la muerte del alma. Significa no querer crecer, es decir, sentarse a esperar la muerte. Si repasamos algunas actividades del país, advertiremos que esta ha sido una de las causas principales de nuestro rezago. Por ello, las declaraciones de ayer de Eduardo Li, presidente de la Fedefutbol, y de Osvaldo Pandolfo, de la Unafut, caen como agua fresca. La eliminación de los cacicazgos, tan nefastos en toda actividad, que no es lo mismo que liderazgo creativo, y de las luchas de poder, que no es lo mismo que democracia, abren las puertas para llevar a cabo diversas reformas.

Estas ya han comenzado, como anuncio de un nuevo período, de un nuevo estilo y de una nueva vida, presididas por el valor ético supremo de la convivencia y el trabajo en equipo: el respeto, y por la supremacía de la institucionalidad. Tenemos frente a nosotros muy graves desafíos que solo se podrán enfrentar con una sólida base de valores legales y morales, máxime si se tiene en cuenta, como nos lo enseña el historial de varios países y clubes en el mundo, que el futbol es fruta apetecida de las mafias y de los carteles de la droga. Nosotros no somos la excepción. Ya tenemos representantes en las cárceles de Estados Unidos y de Costa Rica, y sabemos de otros que rondan el futbol nacional para hundir en él sus garras.

Si hay cambio, hay vida. Si impera la rutina, triunfa el más audaz. De aquí el compromiso adquirido por los actuales dirigentes: cambiar para crecer.

Muchas reformas se imponen en este deporte, desde las más pequeñas, pero necesarias y elocuentes, hasta las más elevadas, tanto en la gestión del futbol como en su práctica y en sus principios. El gran desafío nacional del 2013.

El compromiso adquirido por los actuales dirigentes: cambiar para crecer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad