Publicidad

Magníficos

Corazón de leones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Lo que hizo Limón en el último campeonato es una verdadera gesta heroica. Un despliegue de pundonor, eso que constituye una de las especificidades antropológicas de la criatura humana -lo que ningún animal tiene-: fuerza de voluntad. Equipo estafado, traicionado por su junta directiva, debatiéndose en la menesterosidad, organizando bingos y rifas para seguir adelante, jugadores que no devengaban sus salarios, y el galerón del Juan Gobán: 3 500 espectadores, y cráter lunar a guisa de cancha. A la altura de la sétima fecha iban en el último lugar. En la fecha quince se instalan en el cuarto -colándose a la cuadrangular- y ahí permanecen, incólumes: ya nadie pudo desplazarlos. Aferrados al cuarto puesto como el náufrago a su barrica en media tempestad. Jugaron con el corazón. Con la sangre, los huesos, las vísceras, las potencias todas del ser conjuradas en un mismo acto volitivo. Gladiadores, no vedettes. Segundo goleador del torneo (Cooper), tercer lugar en la tabla final, dos crispantes semifinales con el futuro campeón, que no logra doblegarlos. El futbol llegó a Costa Rica en 1875, 12 años después de su nacimiento “oficial”, (creación de la National Football Association en Londres). Lo trajeron los hijos de los cafetaleros que habían ido a estudiar a Europa, y regresaron ya inoculados por el virus del futbol. Pero nos llegó también por otras vías. Ingenieros y trabajadores ingleses que asesoraron la construcción del Ferrocarril al Atlántico. Limón fue la primera región del país en la que el nuevo deporte fue practicado. Partidos efectuados en potreros. Costo de la entrada: una peseta en las sillas, gratis “de a parado”. Luego se celebraron en La Sabana, San José. Limón, cantera inagotable que ha proveído al país de los mejores futbolistas de los últimos 30 años. Filón explotado, saqueado siempre por equipos de mayor poderío económico. Pero su importancia histórica es innegable. Limón estuvo presente en el primer campeonato de la Fedefutbol en 1921, con Cartago, La Liga, Heredia, La Unión, Gimnástica, y La libertad. En Costa Rica vivimos con la idea de que nuestro país se limita a la Meseta Central. ¿Los litorales Atlántico y Pacífico? Especies de sub-costa ricas, zonas “pintorescas”, “satélites”, desprovistas de voz y autonomía en el concierto multicultural de nuestra nación. ¡Nefasta mentalidad! Es por eso que hoy alzo mi copa, y saludo la épica, histórica campaña de Limón en el campeonato 2012. ¡Adelante, muchachos: nunca somos tan fuertes como cuando el mundo comete el error de no creer en nosotros!

Lo de Limón en el campeonato, fue un despliegue de pundonor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad