Publicidad

El Rey sigue siendo el Rey

Pelé era un líder, y el único jugador de la historia al que yo le concedería, con toda legitimidad, el estatus de genio.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Pelé era un líder, y el único jugador de la historia al que yo le concedería, con toda legitimidad, el estatus de genio. “Desafió las leyes de la lógica” -dijo de él Cruyff-. Y Beckenbauer: “Es el mejor de todos los tiempos, reinó supremo durante 20 años. Todos los demás -Maradona, Cruyff, Platini- están por debajo. No hay nadie como Pelé”. Di Stéfano: “¿El más grande jugador de la historia? Pelé. Messi, Cristiano Ronaldo son grandes jugadores con habilidades específicas, pero Pelé era superior”. ¡Son sus contemporáneos y acérrimos competidores los que lo dicen, medio siglo después del aquietamiento de las aguas y la inevitable decantación de lo imperecedero!

¡Apreciaciones emitidas desde el desapasionamiento, a la distancia, por hombres que lo ganaron todo, jugadores que contemplan el panorama global desde una perspectiva privilegiada! Subrayo el comentario de Di Stéfano: no se trata de ya de destrezas “específicas”, sino de la presencia de un componente imponderable, misterioso. Sí, en el caso de Pelé, yo usaría, sin reservas, el término “genio”, con la misma convicción con que aludiría a Da Vinci, Shakespeare o Beethoven -sin su peso histórico, sobra decir, toda vez que las artes tienen mayor poder modelador sobre el alma humana que el futbol-.

Repito: no es una cuestión de habilidad. La intuición, la visión de juego, la capacidad para establecer relaciones espaciales, el don de comando, la inspiración, la rapidez mental, la creatividad, el ascendiente psicológico inexplicable que ejercía sobre sus compañeros… Todo eso va más allá de sus destrezas balompédicas, su técnica, su regate, su potencia, su velocidad, sus 1 281 goles. Estamos hablando de un “factor X”, algo indeterminable, un fenómeno de sobredotación intelectual, no únicamente físico.

No hay una sola facultad específica en la que Pelé no sea superado por alguien: Beckenbauer era más cerebral, Garrincha mejor driblador, Rivelino más potente zurda, Zamorano mejor cabeceador, Müller más sentido del oportunismo, Cruyff más rapidez, Ronaldo más potencia física, Maradona mayor capacidad de maniobra en espacios reducidos, Matthäus mejor recuperador de balones… pero al considerar la suma de todos estos talentos, nadie ofrece un perfil tan completo y equilibrado como Pelé. El jugador “absoluto”. Siempre tendemos a ver más grande lo que tenemos más cerca: es un conocido fenómeno óptico. Ahora la gente le atribuye Messi poderes para-normales. ¡No me hagan reír! Vayan a investigar en Google, busquen los videos de “O Rei”, vean las cosas que era capaz de hacer, y después hablamos.

Sí, en el caso de Pelé, yo usaría, sin reservas, el término “genio”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad