Publicidad

MAGNÍFICOS

Rituales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Un ritual es “una serie de acciones, realizadas principalmente por su valor simbólico. Son acciones que están basadas en alguna creencia, ya sea por una religión, por una ideología política o por un acto deportivo”, según el significado en Wikipedia.

Cada vez que hay un juego de campeonato o de cierta trascendencia, en el camerino de los futbolistas, ese lugar tan especial y privado, una gran parte de ellos realizan una serie de rituales, con el objetivo de reforzar la seguridad en sí mismo y poder rendir al mejor nivel. El jugador construye una especie de santuario en su espacio para cambiarse, en el que se pueden encontrar biblias, fotos u otro tipo de objetos personales, de gran valor simbólico para él.

Otros, necesitan hacer la llamada a un ser querido o a alguien especial. Está también la prenda de ropa de cierto color, que es infaltable en cada juego. Ya sea las medias o ropa interior, una camisa por debajo del uniforme. También las oraciones y frases celebres, antes del juego, son parte importante de estos rituales. Inclusive muchos entrenadores siguen su propio ritual, con el afán de conseguir esa buena vibra o energía que les permita sentirse seguros de la victoria.

Muchos de estos rituales parecen ir en contra de la psicología deportiva y sus nuevas tendencias de trabajo mental, que buscan trabajar con los problemas que surgen durante la práctica de este deporte, como el manejo de la ansiedad y, resolver problemas específicos tales como: el jugador que es muy bueno en los entrenamientos pero no el día del juego, o aquel que se viene abajo por una crítica en los medios de prensa, de compañeros o cuerpo técnico, o a los que les pesa jugar ante un público hostil.

Además, quiere influenciar positivamente a los jugadores de élite profesional, quienes deben buscar la excelencia y ser consistentes en un ambiente que es sujeto a un escrutinio extremo constantemente, donde se les exige ganar y ganar.

En mi estadía en la Universidad de Leipzig, Alemania, en el curso de psicología deportiva, esta clase de rituales, fue definida como ‘Psicología empírica’, que es una psicología basada en la experiencia y la observación. La recomendación que se nos dio fue, que ese momento tan intimo no puede ser perturbado por miembro alguno del cuerpo técnico o algún compañero de equipo, ya que podría quebrar el equilibrio emocional del jugador.

Cada día de futbol, donde rivales muy bien preparados en lo físico, táctico y mental, compiten por ser el mejor, lo racional y el empirismo se dan la mano para tocar el alma de los jugadores y sacar lo mejor de ellos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad