Publicidad

Magníficos

El gerente deportivo

Aunque son responsables en muchos casos de los malos resultados, gerentes deportivos no se van.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Para ser gerente deportivo de un club de futbol profesional se necesitan dos condiciones: la primera que haya sido entrenador, la segunda, que no aspire a dirigir.

Sus tareas serán: definir la visión de juego del equipo a largo plazo, diseñar el plantel, fichar jugadores, realizar visorías y contratar al entrenador idóneo para que siga la filosofía que el club pretende.

Debe controlar y evaluar todo lo relacionado con el desarrollo del nivel futbolístico del equipo, de acuerdo a lo planeado y lo que se está dando en la realidad. Debe cooperar de manera adecuada con el entrenador en el manejo de los jugadores, además de evaluarlo.

El gerente deportivo debe ser el jefe de todos los entrenadores del club. Será el puente entre la presidencia y junta directa con el grupo de jugadores y cuerpo técnico. Debe ser una persona influyente, con recursos, creatividad y poder para cambiar verdaderamente lo que se deba mejorar.

Cuando las cosas no están saliendo como se espera, él es el primero en enterarse y en muchas ocasiones, el primero en irse. Recuerdo un caso interesante, del club holandés Feyenoord. Durante la primera parte de la temporada 2003-2004 el rendimiento del club había sido regular, por debajo de los objetivos propuestos.

En la pausa invernal de diciembre el presidente del club Jorien van den Herik, se reunió con el entrenador Bert van Marwijk y el gerente deportivo Rob Baan y les dijo: “Señores las contrataciones que hicieron las tienen en la banca y el equipo está en sétimo lugar, a usted señor Baan le rescindimos el contrato con nosotros ya, y a usted señor van Marwijk no le vamos a renovar en mayo”.

Contrataron otro gerente y se dieron el tiempo necesario para buscar el sustituto del entrenador.

Más recientemente, a principios de esta semana, renunció el gerente deportivo de Chivas en México, Francisco Palencia, quien dijo: “es el momento de irme. Pasamos por muchas crisis y ha llegado el momento de hacerme a un lado".

En Costa Rica la forma del puesto de gerente es igual al resto del futbol internacional, sin embargo, en el fondo no es así. Aquí los gerentes deportivos han sido entrenadores, pero sí quieren dirigir, y aunque son responsables en muchos casos de los malos resultados, no se van.

Cuando la situación se vuelve difícil, los directivos a los primeros que consultan son a ellos y al final, aunque dicen no querer dirigir, terminan dirigiendo al equipo.

La responsabilidad de un gerente deportivo lo obliga a desarrollar de forma ética y justa su trabajo, cooperar transparentemente con el entrenador, en la medida que pueda, por el bien común del equipo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad