Publicidad

Magníficos

Un entrenador para la Selección

La principal característica que debe tener una es una visión de juego que pueda hacer mejor a un grupo de jugadores.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Se acerca el tiempo de definición para nombrar el próximo director técnico de la Selección Nacional de futbol.

La Federación tiene su lista de candidatos, un sector de la prensa y aficionados quiere a Paulo Wanchope y otro sector a Óscar Ramírez, algunos se inclinan por los dos juntos. ¿Quién es el candidato ideal?

El candidato ideal no existe, pero si el adecuado. Y no es precisamente, aquel que llene la lista de condiciones que planteó la Comisión Técnica de la Federación.

Ni siquiera debe parecerse a Jorge Luis Pinto, ni debe ser famoso.

Su principal característica debe ser la de tener una visión de juego que pueda hacer mejor a un grupo de jugadores que ha crecido rodeado de éxito, alcanzado en el Mundial de Brasil, la mayoría de ellos se ha consolidado en el futbol europeo, donde su crecimiento físico, condición física, técnica, táctica y mentalidad mejoran constantemente.

Un grupo base que en la próxima eliminatoria estará en su punto de rendimiento óptimo. El próximo entrenador debe llevar a este grupo a escalar un nivel mayor que el logrado, o al menos igualarlo, menos sería fracasar con una de las generaciones más talentosas de los últimos años.

No siento que alguno de los candidatos, en la lista de la Federación, tenga la posibilidad de hacer mejor este grupo, pero tal vez si pueden mantener el nivel alcanzado.

Lo de Wanchope lo veo a largo plazo. Él necesita cultivar experiencias, conocerse como entrenador, de cómo reacciona ante el triunfo y ante el fracaso, ser entrenador de una Selección Nacional mayor también es una cuestión de edad, así lo han afirmado entrenadores exitosos y experimentados como el italiano Fabio Capello y el portugués José Mourinho; y Wanchope esta joven, debe construir su carrera con calma y bien, el proceso con la selección olímpica le ayudará en su desarrollo.

El hizo un buen trabajo en la Uncaf y en los amistosos, pero el nivel de exigencia en estos juegos es menor que el de las eliminatorias.

Hace unos años atrás sucedió lo mismo con Rónald González durante su periodo de entrenador interino de la Selección mayor, después del Mundial Juvenil de Egipto, donde hizo un excelente trabajo.

Varios sectores lo querían en el cargo de seleccionador de manera oficial, él sabiamente entendió y escogió por ir paso a paso, lastimosamente no se mantuvo por más tiempo en la Federación.

En cuanto a Oscar Ramírez, estoy seguro que él podría hacer un mejor trabajo táctico que Jorge Luis Pinto, eso se nota en los movimientos y organización de sus respectivos equipos, pero él debe dar un salto cualitativo en su liderazgo, en la parte gerencial que deben manejar los entrenadores de las selecciones en el futbol internacional.

Con paciencia llegará el tiempo de cosecha para estos técnicos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad