Publicidad

El resultado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El resultado de un juego naturalmente es importante. El futbol profesional alrededor del mundo se basa en resultados, pero el entrenador no se puede derrumbar por uno negativo. Un mal resultado forma parte de los muchos momentos en el recorrido que un entrenador hace con su equipo. Su motivación, la planificación y el cuadro total que el entrenador tiene ante sus ojos de lo que se debe hacer nunca puede derrumbarse por el resultado negativo de un juego.

El entrenador debe elaborar un discurso positivo para sus jugadores: “hoy se ha perdido y es una decepción para todos nosotros. Pero he visto suficientes cosas que me hacen sentir satisfecho. Si trabajamos juntos en los aspectos que debemos mejorar, todo estará bien”. De esta manera, el entrenador manejará el resultado negativo de una forma provechosa . El técnico asumirá su liderazgo en la búsqueda de soluciones para los problemas observados. Los juegos se ganan trabajando. El entrenador no puede relajarse en ningún momento.

El resultado de un juego puede guiar a la euforia o a la ansiedad al entrenador. Estos son dos estados que todo entrenador debe evitar. La euforia puede causar cierto tipo de conformismo. Crear una sensación de que en el entreno estuvo todo bien, y se puede dar una dirección del entrenamiento muy a la ligera. Esta euforia puede llevar al entrenador a ubicarse en lo que alcanzó en el pasado, pero el pasado no es garantía para hoy o el futuro. Un entrenador eufórico está dirigido al corto término y con el tiempo se verá superado por la realidad. Igualmente peligroso es la ansiedad, especialmente la ansiedad para el próximo partido.

El entrenador está ocupado únicamente con su futuro cercano: ”¿Qué pasa si fallamos? ¿Cómo podemos avanzar?” Olvida que puede hacer hoy a cambio de estar pensando en un futuro mejor. La ansiedad crea pesimismo. El resultado del juego puede volverse más fuerte que el entrenador. Es muy importante que el entrenador se mantenga ocupado con el hoy. Eso previene que se pase de la euforia o la ansiedad. Si mantiene la cabeza en el hoy, entonces estará centrado en las tareas que debe ejecutar en este día para realizar de manera eficiente el próximo paso. Esta noche, en el juego final del campeonato nacional de futbol, Ramírez y Jara trabajarán fuerte para evitar caer en uno de estos dos estados de ánimo y poder dar su próximo gran paso.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad