Publicidad

MAGNÍFICOS

Un buen entrenador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Esta semana, dos columnistas de los 7 magníficos, Julio Rodríguez y Amado Hidalgo, presentaron dos artículos muy interesantes acerca de los entrenadores de futbol de nuestro medio.

El señor Julio Rodríguez, expuso que actualmente se está viendo una mejora en la calidad de los entrenadores, sustentándolo en que “las decisiones de los directores técnicos constituyen indicadores significativos, y, más que todo, como hemos escrito reiteradamente, la calidad y seriedad de los entrenamientos. El señor Hidalgo analizó una muy interesante posición de Erick Lonis acerca de “que en el futbol tico es más importante el estado emotivo que el planteamiento táctico”.

En el primer caso hay una razón muy clara, actualmente hay un grupo de personas en la Federación Costarricense de futbol, encabezadas por Julio Murillo y Henry Duarte, comprometidas en mejorar la preparación de los futuros entrenadores. Con programas de estudio serios en las diversas universidades que se encargan de formar a estos profesionales y buscando cumplir las normativas de acreditación para cada nivel, poco a poco van logrando tener buenos entrenadores que formen buenos jugadores.

En cuanto al segundo caso, hay mucho de cierto, hemos visto equipos en el campeonato nacional que hacen una primera gran vuelta y luego caen en su rendimiento durante la segunda vuelta, otros tienen cambios radicales de un torneo corto a otro, a pesar de tener los mismos jugadores y cuerpos técnicos, en estos equipos es válido la posición de Lonis.

Hay equipos, los menos, que son consistentes de un torneo a otro, los equipos grandes lo hacen a base de tener grandes figuras; y uno que otro equipo, logra tener regularidad y ser competitivos a base de tener una cultura de trabajo, gracias a que mantiene un entrenador con una visión definida. Siempre es difícil evaluar a un entrenador desde el otro lado de la línea. Para poder obtener una buena evaluación, se debería seguir el trabajo en los entrenamientos cerca de una semana, preguntarles a sus asistentes, si estos tienen la misma opinión o no acerca de su líder. Se puede elaborar una serie de preguntas como: ¿Cuál es el método que utiliza el entrenador? ¿Cómo es su comportamiento después de 4 victorias o simplemente después de 4 derrotas? ¿Cuál es su capacidad táctica? ¿Cómo selecciona él a sus jugadores? ¿De qué forma adapta la intensidad del ejercicio en función de la capacidad de los jugadores?

El responder a estas preguntas nos puede llevar a saber si hay un buen entrenador detrás de un equipo y si este es emotivo o táctico.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad