Publicidad

El técnico adecuado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Esta es una profesión de 24 horas al día que demanda un total compromiso al juego.  

Jimmy Armfield, quien fue manager del Leeds United en los 70s, dijo que “es un trabajo para solitarios, puedes estar sentado en casa viendo televisión y rodeado de tu familia y no te das cuenta, tan solo estás pensando acerca de qué es lo que pasará en el próximo juego”.

Alex Ferguson llega al campo de entrenamiento cada día a las 7:30 a. m. y regresa a su casa hasta las 9 p. m., siempre y cuando no tenga un juego por la noche. Guardiola, previo a la final del Mundial de Clubes ante el Santos de Brasil, pasó 20 horas estudiando a su oponente.

Un entrenador puede ser obsesivo y trabajador pero no hará un impacto sostenible, al menos que su trabajo tenga una estructura inteligente y direccionada. Tener una inteligencia futbolística altamente desarrollada, una capacidad analítica intuitiva.

Debe saber exactamente que debe ser hecho para alcanzar las metas establecidas, trabajar fuerte en diseñar una  estrategia a largo plazo y supervisar su eficiente implementación, es decir, lograr que las cosas sean hechas, cuidar que cada detalle sea bien ejecutado. Para esto debe tener una mente organizada, buen ojo para los detalles y una excelente memoria.

Debe ser ambicioso pero realista. El futbol profesional se trata de ganar y los equipos que tengan los mejores jugadores estarán casi siempre más cerca de ganar. Cuando no se tiene los mejores jugadores, el entrenador debe ser muy creativo para sacar lo mejor de ellos, estableciendo metas al alcance del potencial de sus dirigidos para no causarles más estrés del que las exigencias de la competencia les causa.

 Ser entusiasta y tener la capacidad de contagiar a sus jugadores y miembros del cuerpo técnico, tener una actitud positiva, aun en los momentos más difíciles.

Su ambición no puede ser fácilmente satisfecha por una corta racha de logros, ya que le quitaría empuje para asegurarse un éxito continuo.

Todos los grandes entrenadores mantienen un apetito para aprender permanentemente, ya sea de forma práctica (cursos, congresos, actualizaciones), interaccionar con otros colegas, no solo de futbol, también de otras disciplinas, de manera teórica (investigando, leyendo) para  alcanzar la cima.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad