Publicidad

Opinión

Cultura nacional

Podríamos estar ante una sociedad tica más orientada al riesgo, más competitiva y con un mayor predominio de un concepto de éxito en términos materiales.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

El futbol es cultural, eso es definitivo y el juego de futbol ante Estados Unidos que se realizó ayer nos ha permitido ver cuáles son los valores y normas que rigen esta muestra significativa de nuestra sociedad.

Podremos valorar este aspecto de nuestra cultura, sustentados en un interesante estudio de Geert Hofstede, quien es un psicólogo social y antropólogo holandés que ha estudiado las interacciones entre culturas y ha sido considerado por la revista Wall Street como uno de los 20 pensadores más destacados en el mundo.

Él describió cinco dimensiones de la cultura nacional: distancia al poder (DP), aversión la incertidumbre (AI); individualismo-colectivismo (Ind.); masculinidad-feminidad (Masc.) y orientación a largo plazo (OLP). Con la puntuación obtenida en sus estudios se puede apreciar la conducta de las personas, incluso en un campo de futbol.

Los resultados en Costa Rica, publicados en la Revista Costarricense de Psicología. 25(38), 55-60, 2006, indican que podríamos estar ante una sociedad tica más orientada al riesgo, más competitiva y con un mayor predominio de un concepto de éxito en términos materiales.

En el estudio original Hofstede (1983) encontró que Costa Rica tiene una baja puntuación en distancia al poder (grado en el cual los individuos con menor poder aceptan una distribución desigual de este), combinado con un bajo nivel de individualismo (hace referencia a la preocupación de cada persona por cuidar de sí mismo y su entorno inmediato.

El colectivismo extiende dicha preocupación al ámbito del grupo, con el cual, el individuo se siente vinculado) lo que denota, de alguna forma, una baja tolerancia a las asimetrías en el poder junto con una orientación más colectivista. La gente sintió en el “juego de la nieve” un trato preferencial para el más fuerte y es algo que el pueblo tico no tolera, como diría Andrés Sáenz, qepd, “aquí somos una sociedad inclusiva” (reconoce que todas las personas tienen el mismo valor solo por la condición de ser humano).

Su vínculo con los jugadores y cuerpo técnico de la Sele refleja su deseo de alcanzar un objetivo y bienestar común. Nuestro futbol debe buscar la senda correcta para ser reflejo de la sociedad actual, tomar riesgos para ser más competitivo y lograr alcanzar éxito más allá de Concacaf.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad