Publicidad

Magníficos

Ganar o rendir

Cada entrenador a cargo de un club, anhela llevar al éxito a su equipo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Cada entrenador a cargo de un club, anhela llevar al éxito a su equipo. Se puede encontrar a cargo de los diferentes clubes, técnicos con experiencia y otros que apenas inician su carrera. Entre golpes y fracasos el entrenador va descubriendo que existe una gran diferencia entre ganar y rendir.

Ganar tiene que ver con vencer a oponentes, condiciones y momentos. Rendir tiene que ver con la ejecución, sobre todo en un deporte como el futbol. A veces un equipo pierde un juego por un balón que dio en el poste o una mala decisión arbitral. En esta situación, un timonel con experiencia evaluará a su equipo no siempre desde la óptica de ganar o perder, también lo hará sobre su rendimiento.

Él generalmente pondrá el juego desde la perspectiva: ¿A dónde quiero ir, cómo pueden jugar ellos y si han hecho lo mejor para alcanzar el máximo rendimiento en este juego?

Sobre esta base, un entrenador experimentado puede mostrar enojo e insatisfacción después de un gane y mostrar comprensión después de una derrota, si los jugadores siempre dan todo lo que tienen. El estratega comprenderá que estos no tienen que bajarle la vista a nadie.

Un entrenador más joven difícilmente hará muchas preguntas después de un gane en un juego donde el rendimiento tanto individual como colectivo fue insuficiente. Y estará molesto si se perdió, aún si su equipo se esforzó y tuvo un rendimiento bueno para buscar la victoria. En este punto se puede presentar una doble moral .

Se puede vivir con un excelente gane de 0-1 en un juego importante, logrado con un futbol pobre, o pasar una semana amargada después de una derrota donde se jugó y rindió a lo grande. Es evidente que cuando se gana, siempre el inicio de la semana será más fácil, después de un gane con suerte, que después de una derrota infeliz. Sin embargo, para alcanzar el éxito a largo plazo se debe crear una base solida, que le permita al entrenador evaluar objetivamente el rendimiento, tanto individual como colectivo, más allá de ganar o perder.

El éxito temporal, es decir, una serie de victorias en fila, puede ocultar muchas cosas del rendimiento real de un equipo, la victoria en muchas ocasiones no permite contemplar el todo.

El éxito a largo plazo se construye sobre los altos y bajos y, sobre los fracasos que se van presentando en el camino, sobre una constante valoración del equipo por encima del resultado. En el futbol profesional existen dos tendencias: ganar sin importar el rendimiento o ganar y jugar bien.

Para ganar y jugar bien se necesitan buenos jugadores, si se tiene dinero se pueden comprar, en caso contrario, se deberán formar en un proceso (la acción de avanzar, al paso del tiempo) que esté por encima de ganar o perder.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad