Publicidad

Magníficos

Inició la hexagonal

Este grupo puede, con lo aprendido ser la base de la selección.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En mi primer año en la academia de entrenadores de la Federación Holandesa de futbol tuve que hacer una presentación del futbol de Costa Rica, la que acompañe con la grabación de un juego amistoso ante Japón previo al mundial de Corea y Japón 2002.

La conclusión más significativa de los compañeros y profesores fue que eran jugadores con calidad técnica, pero que tanto en defensa como en ataque la mayoría de las acciones eran más individuales que colectivas. Esta visión impactó ya que esta fue una de las selecciones más competitivas del país; dominó la Concacaf en la fase de clasificación e inclusive le ganó a México en el Azteca.

Ellos lo vieron desde el punto de vista táctico que en Europa es determinante. Dicho punto de vista ha sido importante para que los jugadores jóvenes que han sido contratados en Europa terminen su educación futbolística y puedan mejorar su inteligencia de juego individual y colectivo.

Un ejemplo cercano, Randall Brenes. Cuando fui contratado por Cartaginés, tenía la curiosidad de conocer con cuáles capacidades había triunfado en Noruega y por qué llevaba tan pocos goles en su regreso a Costa Rica. Con los primeros entrenamientos evidencio su inteligencia para moverse entre líneas, para marcar el pase, su calidad técnica y disciplina táctica. El problema era, que sus compañeros no leían los movimientos que él hacía , de esa forma no podían cooperar de la mejor manera, obligándose las dos partes a más acciones individuales que colectivas, la tarea fue lograr que sus compañeros lograran leerlo. Cuando se cumplió este objetivo, Randall aumento su productividad y fue goleador del campeonato.

Así como él, muchos jugadores han logrado desarrollar su talento y consolidarse en Europa. Estos jugadores enriquecen nuestro futbol, le dan nivel a la selección y son ejemplo a seguir para miles de niños. En la selección pueden enseñarles a los nuevos jugadores con consejos, transmitiendo experiencias y hasta corrigiendo. La mayoría de ellos llevó el peso de la primera fase de clasificación.

Este grupo puede con lo aprendido, tanto en Europa como en la cuadrangular, ser la base de la selección, que le de la solidez táctica y emocional a el resto de los muchachos y lograr cooperar de una manera eficiente en cada juego, formando un grupo competitivo que puede sumar la cantidad de puntos necesarios para alcanzar la meta de clasificar a Brasil 2014.

Los legionarios pueden transmitir su experiencia a los novatos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad