Publicidad

Magníficos

El juego perfecto

Es claro que el juego perfecto no se da en el campo de futbol. En el siempre habrá: pases y controles de balón equivocados.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En el año 2004, como parte de mi programa de estudios para obtener la licencia de entrenador UEFA A en Holanda, debía realizar la práctica profesional en el equipo NEC, de la división de honor del futbol tulipán. Me asignaron en la categoría de promesas, una Sub-21. El técnico en ese momento era Cees Lok, quien posteriormente remplazó a Johan Neeskens en el primer equipo, y hoy en día es el Gerente Deportivo del FC Twente.

La categoría de promesas siempre competía entre lunes y martes, por lo que los sábados los dedicábamos a visitar juegos del próximo oponente del primer equipo, a ver partidos de los juveniles del club, y viajar a Alemania, Bélgica o alguna ciudad holandesa para realizar visorías de futbolistas con talento, y determinar si tenían posibilidad de integrarse al NEC en alguna de sus divisiones. Durante esos viajes, usualmente deliberábamos acerca de cuál sería según nuestro punto de vista, el juego perfecto en el futbol. Tratábamos de visualizarlo y trabajar los elementos necesarios en situaciones hipotéticas. Cada uno de nosotros en su búsqueda mostraba claramente estar influenciado por sus sueños personales y en cada viaje, lo traíamos de vuelta para buscar perfeccionarlo y hacerlo lo más real posible.

Es claro que el juego perfecto no se da en el campo de futbol. En el siempre habrá: pases y controles de balón equivocados, toma de decisiones no acertadas, oportunidad de anotar goles errados y una larga lista de acciones que no permiten la perfección durante el desarrollo de un partido. La oportunidad de jugar un encuentro perfecto, está latente, cuando se pueden aprovechar las circunstancias adversas que emergen el día de la competencia. Es tomar situaciones de desventaja y volverlas una ventaja.

Aquellos compromisos importantes, ante un rival de categoría donde su equipo juega de visita, no es el favorito de nadie para ganar, los aficionados del oponente son un poco hostiles y le meten mucha presión al árbitro, son idóneos para construir el juego perfecto.

Es necesario señalar una ruta, dotarla de una serie de pasos y objetivos alcanzables con esfuerzo y un plan de juego sólido. Es convencer al jugador de su buena preparación, que debe luchar hasta el final, que sea agresivo y confié en aquellos futbolistas capaces de encontrar una manera de marcar diferencia. Es trabajar la parte mental del atleta, lograr que tenga confianza en sí mismo, mantenga la concentración y resista los altos y bajos que se experimentan en el futbol.

No son solo palabras, sino, un viaje de desafíos que constantemente mejorarán al equipo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad