Publicidad

MAGNÍFICOS

El test del marshmallow

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Walter Mischel es un psicólogo Austríaco, que se hizo famoso con un estudio llamado el test del marshmallow (test del malvavisco) en los años 60 en la Universidad de Stanford en Estados Unidos. Este estudio, mostró la importancia de los factores que predecían que una persona pudiera alcanzar el éxito, tanto académico, emocional y social.

El test consistió en tomar un grupo de niños de 4 años de edad, les dio un marshmallow a cada uno, y les planteó que si podían esperar 20 minutos sin comérselo, les daría otro. Y si no lo podían hacer, no recibirían el otro.

El test quería comprobar cuáles niños tenían mayor control sobre sus deseos y cuáles eran más impulsivos. La estadística dice al respecto que 2 de cada 3 niños no resisten la espera y se lo comen. Pasados unos años, cuando los niños habían crecido y estudiaban en la universidad o trabajando, se descubrió que quienes esperaron por el segundo marshmallow eran los más exitosos, tanto en el estudio como en el trabajo, los que no esperaron tenían un empleo de menos calidad y menos éxito personal.

Conclusión: si se pasa la prueba se puede tener éxito en el futuro, ya que se puede aprender a esperar la recompensa futura.

¿Se podrá aplicar este principio con los futbolistas en el campo de juego?

Durante un partido, el futbolista debe ser muy paciente si quiere alcanzar el éxito, debe encontrar el momento justo y el lugar correcto para ejecutar de la mejor manera la acción ofensiva o defensiva. Para ocupar una posición no puede ir muy rápido ya que puede atraer al oponente, entonces la posición estará ocupada, si va muy lento, no alcanzará el balón.

En un duelo 1 contra 1, debe saber el momento justo para cambiar de ritmo para sacarse la marca y por un lado que sea funcional. Si tiene que ir a marcar, debe reconocer cuándo dónde y cómo: un pase largo, un mal control, si el receptor está mal perfilado, son momentos para hacerlo. Un error de cálculo y velocidad y pasará de largo. Los goleadores son buenos ejemplos; hay momentos donde rápido buscan posiciones anotadoras y quedan en fuera de juego. En nuestro futbol, un número significativo de jugadores no son pacientes en la elaboración del ataque, muchas veces pierden la posesión del balón por tratar de jugar hacia adelante sin que el equipo este posicionado.

Evidentemente hay errores de formación, pero hay muchas situaciones donde se puede ver si de niño, un jugador esperó los 20 minutos para comerse los 2 marshmellows o solo 1. Hay jugadores con la disciplina y habilidad para pensar a largo plazo en el juego y van tejiendo el éxito jugada a jugada en pos de la victoria, esos se comieron 2 marshmallows.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad