Publicidad

MAGNÍFICOS

De rodillas (sainete)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Escenario: estadio de futbol lleno a reventar durante un partido del campeonato nacional.Personajes principales: dos abuelas que no paran de conversar durante los 90 minutos de juego.Personaje secundario: un joven aficionado.

Abuela Carmen: (78 años de edad) Mujer, ¿te has fijado en ese muchacho? De fijo es muy devoto. Basta verlo para saber que es así. Ese tipo de gente no se pierde; resulta fácil distinguirlos a primera vista. Es como si tuvieran un sello que da cuenta de su nivel de devoción. ¡Qué lindo encontrar gente así en un lugar como este donde se gritan tantas vulgaridades!Tita Lala: (83 años) ¡Y consagrado que ni se diga! Estoy segura de que antes y después de cada partido asiste a misa; la primera, para encomendarse a Dios, y la segunda para agradecerle su ayuda. Un lindo ejemplo en esta época de falta de valores. ¡Ya no hay moral!

Abuela Carmen: Correcto, todo un modelo de religioso. Ese muchacho cuando se muera va directo al Cielo, en primera clase y sin trámites de aduana. Y San Pedro lo esperará con las puertas abiertas de par en par. ¡Qué belleza, hasta se me pone la piel de gallina! Tita Lala: ¡Un cristiano verdadero! Un hombre que no se avergüenza de su fe. Comprometido, matriculado con la causa. Ojalá hubiera más cristianos de este tipo; el mundo sería mejor, muchísimo mejor.

Abuela Carmen: (mientras se amarra un pañuelo en la cabeza para evitar los efectos del “chiflón”) Yo tuve un novio así de piadoso. Todo un caballero, pero papá nos obligó a terminar porque yo era una chiquilla de 17 años. ¡Cómo me dolió perder a ese hombre tan bueno, tan correcto, tan puro! Tita Lala: (al tiempo que mastica el pollo frito que acaba de comprar) ¡Ni qué te digo yo del santo con el que casitico me caso! ¡Santo es poco, mujer! Ese hombre no olía a perfume, sino a incienso pues casi siempre estaba metido en la iglesia. Así debe ser este muchacho que nos tiene impresionadas.

Abuela Carmen: ¿Cómo no nos va a tener así si a simple vista se nota lo ferviente que es? Estoy segura de que este muchacho no se pierde ninguna procesión de Semana Santa, rezo del Niño ni romería.

Joven aficionado: (con gorra y abrigo de su equipo favorito) Señoras, disculpen que las interrumpa, pero quisiera saber de cuál jugador están hablando ustedes.Tita Lala: ¡Diay, de aquel portero que está allá! ¿No ve qué cada vez que se enfrenta a un delantero contrario en lugar de achicar como se debe o lanzarse valientemente a los pies, prefiere arrodillarse a rezar aunque le hagan un gol? ¡Eso es devoción!Joven aficionado: (con tono dulce) Ay abuelas, abuelas. Dios las bendiga...

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad