Publicidad

Magníficos

Estoy enamorado

Me gusta así: pequeña. Cada vez que la veo confirmo que la grandeza no es asunto de tamaño o proporción.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Me gusta así: pequeña. Cada vez que la veo confirmo que la grandeza no es asunto de tamaño o proporción. Recordemos, como canta Joaquín Sabina en “Seis tequilas”, que “Goliat era un patán, David era un gigante”.

Además, es de pocas palabras; mejor dicho, de pocas letras. No es que no me guste la comunicación, pero rehúyo la hemorragia oral y el chaparrón verbal. Con ella siempre gozo. Es todo un disfrute, una fiesta, una gran alegría. Son incontables los buenos momentos que hemos compartido. Por eso me deleito cada vez que nos encontramos y ansío siempre una nueva cita.

Reconozco que nadie despierta mi locura como ella.La bandida sabe rasgar las cuerdas que me hacen enviar de vacaciones a los formalismos y el racionalismo excesivo. Cuando estamos juntos no existen los “debería”, o “compórtese así”. Se vale darle rienda suelta a la espontaneidad.

Como si fuera poco, es una pausa refrescante en medio de los temas serios de cada jornada. Con ella me tomo un recreo en materia de déficit fiscal, rezagos en infraestructura, inequidad social, corrupción, crisis financiera de la Caja Costarricense de Seguro Social, bandas cambiarias, elecciones nacionales, etcétera.No solo eso. Es capaz de hacerme interrumpir o posponer pequeños placeres cotidianos como la lectura, la escritura, la música, el cine y el café.

También me apasiona. Es decir, me torna intenso, entusiasta, frenético, fervoroso, eufórico. Por lo general, no soy así; en el día a día velo por la cordura, la prudencia y la moderación, mas con ella suelto las riendas de los guiones y partituras sociales. No cuenta “el qué dirán”.

Estoy tan enamorado que hay quienes me han sugerido hacer pública en Facebook mi relación con ella. Les respondo, en primer lugar, que esta relación no tiene nombre, es incalificable (además, el amor no depende de denominaciones), y, en segundo lugar, que hay elementos de mi vida que prefiero mantener en la esfera de lo privado. Ahora bien, este vínculo no es nuevo. A ella la amo desde mi infancia, siempre con el consentimiento de mis padres. ¿Quién podría oponerse a mi pasión por la palabra Gol?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad