Publicidad

Magníficos

El jugador más frustrado

Este es, sin duda alguna, el jugador de futbol más frustrado de Costa Rica.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Este es, sin duda alguna, el jugador de futbol más frustrado de Costa Rica. Tiene razón de sentirse así, pues año tras año le prometen que por fin va a formar parte del equipo titular, pero esta promesa queda siempre sin honrar. Y no es que él no se esfuerce ni tenga talento. Nada de eso, precisamente por sus condiciones es un jugador que brillaría en campeonatos como el alemán, español o inglés. No obstante, en nuestro país lo alinean a ratos, muy breves y esporádicos. En ocasiones, es más el tiempo que invierte calentando que el que permanece en la cancha.

Algunas veces, sumamente extrañas, se le ve en la banca; de ahí no pasa en la mayoría de las ocasiones. Sus compañeros hacen mofa diciéndole que es el jugador que menos agua y jabón gasta tanto en el baño como en el lavado del uniforme. El hombre se siente mal, máxime cuando parientes y amigos le preguntan cuándo le van a dar una oportunidad en serio, cuándo van a permitirle demostrar sus capacidades, cuándo va a brillar como la estrella que es. Contesta con el silencio. No tiene respuestas, más bien él se plantea cada día las mismas inquietudes.

Pese a su frustración, no tira la toalla. No es de los que se rinden fácilmente. Posee una constancia a toda prueba. Y eso que nunca faltan las voces de quienes lo “carbonean” (otro de los deportes predilectos de los ticos) para que se olvide del futbol y deje de malgastar sueños y tiempo. Él ignora esas voces pues está convencido de que tarde o temprano le darán la oportunidad que tanto espera.

Con esa esperanza ha peregrinado de equipo en equipo. Así, ha integrado la planilla del campeón, del subcampeón, del colero, del que acaba de ascender a la Primera División, del único que ha asistido al Campeonato Mundial de Clubes en Japón, del que nunca campeoniza pero tampoco desciende a la Segunda División, del que año tras año ilusiona a su afición con la posibilidad de campeonizar, del que se las ve a palitos para pagar salarios, del moroso con la Caja Costarricense de Seguro Social, del que tiene cuentas pendientes con Tributación Directa…

En fin, no se cansa de buscar una oportunidad. “Una vez que me la den voy a convencer con resultados; necesito encontrar a alguien que crea en mí y en mi potencial”, dice. Frustrado sí, pero aún con una importante reserva de fe. Escribo esta columna con la intención de que alguno de los clubes de futbol de Costa Rica se fije en este jugador, lo contrate y le brinde una oportunidad en serio. Cierto, olvidaba revelar su nombre: Proceso.

Así, ha integrado la planilla del campeón, del subcampeón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad