Publicidad

Magníficos

¿De quién son las iniciales E L?

Con esas iniciales se pueden escribir dos palabras que caracterizan a este personaje: Excusas Llueven.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Nunca, en mis 51 años de existencia, había tenido un sueño donde se combinaran el futbol, un concurso televisivo de preguntas y respuestas, y la posibilidad de ganarme una millonada. Sin embargo, como se dice popularmente, “siempre hay una primera vez”, y esta que le cuento ocurrió en la noche del pasado viernes 22 de marzo, luego del partido que la Selección de Futbol de Costa Rica jugó bajo la nieve en Denver, Colorado, Estados Unidos. En la pantalla de mis sueños aparecíamos frente a frente el conductor del programa y yo.—Primera pregunta, por un premio de ¢100 millones —me dijo aquel hombre con su voz de locutor experimentado—: Déme el nombre de un dirigente deportivo, específicamente del futbol, que debería renunciar a su cargo precisamente porque con las iniciales de su nombre, E y L, se escriben dos palabras que retratan su gestión: Endeble Labor.—No tengo la menor idea. No se me ocurre nadie —fue mi primera respuesta—.—Le doy una pista, pero usted sabe que cada vez que le de una disminuye el monto a ganar. Por ¢90 millones: con esas iniciales se pueden escribir dos palabras que caracterizan a este personaje: Excusas Llueven.

—¿Será posible que me haga preguntas de literatura, geografía o historia? Es que yo de futbol sé muy poco.—Lo siento, no es posible. Le doy otra pista. Por ¢80 millones: con esas iniciales se escribe también Estancamiento Lamentable, en este caso del futbol costarricense.El público presente en el estudio de televisión murmuró la posible respuesta, pero desafortunadamente esta no llegó con claridad a mis oídos.

—Voy a batear: Enrique Loría.—No. No hay ningún dirigente del futbol costarricense que se llame así. Continuamos. Por ¢70 millones: ambas letras, E y L, forman parte de una palabra que cada vez se aleja más de nuestro balompié, en parte por culpa de este dirigente: ExceLencia.—¿Ernesto Lizano?—¿Cómo va a ser posible que no sepa? Mire, por ¢50 millones: esas dos letras están también presentes en un vocablo que sirve de metáfora para ilustrar las declaraciones poco coherentes que da ese individuo: EnsaLada.—Qué pena, pero no sé y no quiero seguir bateando.—Fíjese usted que ese dirigente se distingue por batear. Por ¢25 millones: otra lamentable palabra relacionada con él y en la que aparecen la E y la L: Eliminados.El programa finalizó en cuanto el conductor se quedó sin pistas y yo sin un cinco de aquel premio. Desde entonces no ceso de preguntarme, ya despierto, ¿de cuál dirigente del futbol son las iniciales E L?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad