Publicidad

MAGNÍFICOS

Esfuerzo propio y mal ajeno

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

La derrota de Canadá ante Martinica en la XII edición de la Copa Oro, el domingo pasado, no permite extraer conclusiones definitivas, excepto que, como lo demuestran muchos equipos en el mundo, nadie quiere quedarse atrás. Hay un esfuerzo sostenido para avanzar.

Diferente ha sido, sin embargo, el papel de México en esta Copa Oro, al ser derrotado por Panamá; por su decepcionante actuación en la Copa Confederaciones y por su paso titubeante en la eliminatoria hacia el Mundial en Brasil.

Estas derrotas sufridas por una selección que se consideraba invencible en esta zona y que, además, parecía, por sus últimas victorias en escala internacional, que había traspasado el umbral de la mediocridad para adentrarse en un nivel superior, ha sido objeto de diversos análisis. Así, el periodismo deportivo mexicano ha sido puesto a prueba.

No creo que el futbol mexicano ha sucumbido. Tampoco que no concurrirá al Mundial en Brasil, como anhelan sus rivales. La historia nos enseña que en la vida no se asciende de golpe ni un vigoroso protagonista se hunde sin aviso y sin antecedentes. Más bien, nuestra posición ha de ser la reflexión juiciosa para entresacar de estas experiencias las lecciones pertinentes. Nos referimos a dos. Una, la inconveniencia para Concacaf que el seleccionado mexicano de futbol venga a menos. Sería una pérdida general en todo sentido. Segunda, la máxima aspiración de Costa Rica debe ser avanzar con pie firme y una organización digna de los fines que el futbol nacional persigue.

No nos alegremos, entonces, del mal ajeno. Preguntémonos, más bien, con honradez y visión, por qué en Centroamérica y el Caribe seguimos siendo segundones. Esta es la cuestión. Hasta ahora el seleccionado nacional, rumbo a Brasil, se ha desempeñado con éxito, pero la meta no se ha alcanzado. Recordemos que, hace cuatro años, con el triunfo en la mano no pudimos coronar nuestros anhelos y pasamos de reyes a villanos en un suspiro rumbo al Mundial.

Nos cegó el exceso de confianza y la falta de análisis ante la realidad. Como hemos escrito en otras ocasiones, humildad es verdad. Una de las lecciones más apreciadas del futbol es que en este deporte es muy fácil perder y que cualquier descuido causa sorpresas y dolores.

La máxima aspiración tica debe ser avanzar con pie firme

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad