Publicidad

Opinión

Seriedad, seriedad, seriedad

En síntesis, 19 tiros a marco, de los cuales 13 dentro del área. Pese a todo, la Selección derrotó a los beliceños gracias a un autogol.

Hay una palabra que explica estas aberraciones: incapacidad.

La Selección Nacional de futbol se lució, el sábado pasado, ante el seleccionado de Belice.

Todo un récord, que deberá quedar inscrito en los anales del futbol costarricenses y no sé si mundial.

En síntesis, 19 tiros a marco, de los cuales 13 dentro del área. Pese a todo, la Selección derrotó a los beliceños gracias a un autogol.El dominio de los ticos fue total, mas su incapacidad para anotar fue también absoluta.

¿Figura, acaso, en los anales del futbol costarricense un hecho igual? No lo creo.

Merced a un autogol en estas condiciones, en un estadio vacío y un sol abrasador, la Selección Nacional alcanzó el boleto para los cuartos de final de la Copa de Oro 2013. Obviamente, el calor y la nula asistencia no pueden ser un pretexto.

Cuando se fallan 19 tiros a marco, de los cuales 13 fueron dentro del área, solo hay una palabra en español para explicar esta serie de aberraciones: incapacidad.

Llaman, por ello, la atención las justificaciones o explicaciones del cuerpo técnico y de los jugadores sobre este triste pasaje.

¿Es que hay motivo alguno para que un seleccionado nacional brinde un espectáculo tan indigno? Hago hincapié en este punto por cuanto la selección debe enfrentarse ahora a Estados Unidos.

Si, por casualidad, ganara este partido que se disputará hoy, merece crítica por haberse expuesto, frente a Belice, a una derrota.

Y si fuese derrotada, señal evidente de que hay un resquebrajamiento interno en el equipo en el orden técnico y en el orden psicológico.

Cuando los propios seleccionados declaran que son conscientes de sus carencias en esta Copa Oro, surge entonces la esperanza de que esta confesión sea secundada por una sincera rectificación.

Si así no fuese, tanto el cuerpo técnico como los jugadores habrían incurrido en un grave error, máxime si se tiene en cuenta que, según lo declararon algunos dirigentes, han participado en este torneo con la con la convicción de que pueden triunfar.

Si fuese otra la realidad, habría que concluir, por los magros resultados, que no se tomó en serio este certamen. Es de esperar, entonces, que jugadores y cuerpo técnico rectifiquen con hechos.

Relacionadas

Publicidad

Sondeo ¡Participe!

¿Marcará diferencia la ventaja deportiva en las semifinales del Torneo de Invierno?

Ver resultados

Publicidad