Publicidad

Correr es vivir

Anthony Porras, Periodista de la sección En Forma y amante del atletismo. Un deportista activo.

ir a la lista de Blogs

Exámenes médicos

Las carreras son para personas responsables

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Anthony Porras

Lastimosamente, los ticos entendemos por las malas. Se necesitó la muerte de dos personas en carreras pedestres para que nos asustáramos y entendiéramos que el atletismo no es solo ponerse las tenis y salir a correr.

Primero fue Michael José Ramírez Díaz, de 30 años de edad, quien sufrió un ataque al corazón el pasado 14 de octubre del 2013 durante el desarrollo de la carrera de la Cruz Roja en Cartago e inmediatamente murió en el lugar.

El segundo, curiosamente también sucedió en la provincia de Cartago, fue el pasado fin de semana en La Candelaria. Asdrúbal Fernández, de 52 años de edad, perdió la vida producto de un paro cardiorespiratorio.

Ante estos dos hechos, volvió a tomar protagonismo la duda de siempre, ¿quiénes pueden correr?

Vamos por partes. Lo primero está claro; correr es uno de los mejores deportes que existen. Fundamental para mejorar la parte cardiovascular, la tonificación muscular y llenar de positivismo a las personas.

Sin embargo, al igual que cualquier disciplina deportiva se necesita de una autorización médica antes de prácticar este hermoso deporte.

¿De qué se trata? Es un conjunto de pruebas médicas, en el que destaca la prueba de esfuerzo máximo, exámen de sangre, medición del ritmo cardiaco y otras que lo que hacen es demostrar que la persona cuenta con la salud necesaria para hacer deporte.

Es simple, estos resultados son directos y confirman si puede o no. Incluso, a partir de este material, los entrenadores tienen la capacidad de indicarle una forma correcta de entrenar dependiendo de sus condiciones físicas.

Turneros, no crean que estos exámenes solo se los hacen los atletas de Coopenae, Lizano o Traña. No, para nada. Se los hacen los deportistas responsables, los que se valoran y entienden que su vida vale muchísimo.

Otro aspecto a tener en cuenta son las enfermedades silenciosas. ¡Cuidado! ¿A cuántas personas no les ha pasado que no sentían nada, que corrían normal y de un pronto a otro se desvanecieron o empezaron a tener palpitaciones más fuerte de lo cotidiano? El cuerpo avisa. No obstante, no se atenga. Mejor hágase exámenes.

Le propongo algo, si nunca se ha hecho estas pruebas, ahorre dinero y corra con seguridad. Hágalo primero por usted mismo y segundo por sus seres queridos.

Ya es momento de entender que las carreras no son un juego. Al contrario, implican un gran desgaste físico. No juegue con su vida.

Ojalá que haya entendido el propósito de este post. Los amantes del atletismo estamos verdaderamente preocupados y esto no es un regaño. Pero si usted es de los que entiende cuando le hablan un poco más duro, pues, véalo así.

Estaré feliz si me dice que de verdad no se volverá a poner las tenis hasta que un galeno le brinde el visto bueno para hacer ejercicio.

El atletismo es para personas responsables, los que no están de acuerdo con estas evaluaciones, sepan que no son parte del mejor deporte que existe. Radical, pues sí. Pero no queremos más muertes en las fiestas deportivas de este país.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: