Publicidad

Día a día con la legión

Esteban Valverde, Apasionado en perseguir sueños, por eso siguió de cerca la carrera Centeno y Wanchope en el exterior. Practica la natación, porque el fútbol es un espectáculo, y aunque estudió teatro, para ese show no es buen actor.

ir a la lista de Blogs

Legionarios

#FuerzaBryan

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Archivo

Desde la semana pasada estaba por escribir este post, pero en medio del "corre-corre" diario, y las responsabilidades familiares me atrasé, hasta hoy, lunes 2 de febrero. Sí, un día después de las elecciones, y ocho días más tarde de que Bryan Oviedo fue operado por la fractura de tibia y peroné que sufrió. 

Luego de aquel sábado que la verdad la fecha quiero olvidar, Bryan pasó momentos que lo hicieron crecer como persona, me enteré que las lágrimas lo atacaron en varias ocasiones, pero como él bien lo dijo "por cosas peores he pasado", y sin duda hoy puedo decir que la angustia y luto por la lesión lo han dejado. 

Aquella tarde doña Lorena Jiménez, madre del futbolista, tuvo que volver a superar uno de esos obstáculos que nos pone la vida, como lo hizo en 2007 cuando una lesión sacó a Bryan de un Mundial Infantil, o cuatro años después, cuando perdió a su marido; sin duda dominar las emociones  no es sencillo. Pero los Oviedo Jiménez tienen algo, porque también Bryan le ha tocado levantarse de estos golpes. 

Una llamada de Bryan tranquilizó a doña Lorena en esta ocasión, sin duda el juvenil del Everton sabe que nunca está más oscuro que cuando va a amanecer. El zurdo aprendió del pasado a sortear a las experiencias, como cuando le toca enfrentar a sus rivales en uno contra uno. 

Con una sonrisa y una voz fuerte Bryan trata de olvidar el mal trago, uno que se digiere con sorpresa (porque es claro que ningún deportista está preparado para lesionarse de forma grave, de ninguna forma), y el mejor remedio es el apoyo familiar  para que el tiempo pase rápido, como en esas ocasiones que en cuestión de segundos, el izquierdo se come la banda para centrar desde la línea de fondo. 

Si me preguntan, no soy médico, pero la actitud de Oviedo me tiene esperanzado de tenerlo en un certamen como el Mundial, donde él se ganó el derecho de asistir. 

Sé que como una vez golpeado internamente se levantó y terminó una Copa de Oro por la memoria de papá, sé que el perderse un Mundial Infantil no lo retiró y por el contrario lo hizo lucir en un juvenil. 

Por su capacidad de recuperación sin duda sé que fuerza a Bryan no le falta, pero por si acaso necesita un empujón, un #FuerzaBryan nunca estará de más.
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: