Publicidad

Día a día con la legión

Esteban Valverde, Apasionado en perseguir sueños, por eso siguió de cerca la carrera Centeno y Wanchope en el exterior. Practica la natación, porque el fútbol es un espectáculo, y aunque estudió teatro, para ese show no es buen actor.

ir a la lista de Blogs

Selección Nacional

La ilusión de la mejenga de barrio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

FOTO: Carlos Borbón

Hoy en la Plaza de Las Américas de Moravia escuché la siguiente frase: "dale Saborío, necesito que llegués fino al Mundial". Miré asombrado a mi derecha y estaba un joven de 14 años exigiéndole a uno de 11. La acción solo me dejó un claro y contundente mensaje: el tico recobró su alegría.

El camino al Mundial sirvió para devolver la confianza, para generar nuevos y necesarios ejemplos que mantengan el nombre de Costa Rica en alto. Ahora en las mejengas de barrio aparecen cientos de Bryan Ruiz, Christian Bolaños, Joel Campbell, Bryan Oviedo, Cristian Gamboa y demás... También sobran los Saborío y en la portería no falta de un lado Keylor Navas y del otro Patrick Pemberton.

El escuadrón Tricolor ya tiene en sus espaldas la responsabilidad de generar más ilusión y construir más sueños pensando en el futuro.

Y es que si algo tiene la Selección es alma, elemento necesario para realizarse en cualquier actividad.

¿Me pueden cuestionar eso al ver a un Yeltsin Tejeda salir con su ritmo cardíaco al máximo en el Salvador, y aún así querer dar más?

Recuerdo ver a Gamboa correr con su camisa totalmente rota frente a Honduras, no olvido a Keylor Navas encarar a Carlo Costly, menos puedo dejar de lado a Joel Campbell poner a temblar el Azteca con cada contragolpe.

Tampoco se me queda atrás la entrega de Christian Bolaños, cuando en cada pelota dividida ante Estados Unidos- sin importar la nieve- fue a trabonear y dejar el alma.

Bryan Ruiz aportó la inteligencia y la coherencia dentro del campo. El capitán sacó la varita cuando fue necesario y en otras ocasiones, contrario a lo que muchos pensaban, demostró que tiene con qué chocar... Si no que les conteste Rafael Márquez, en el último compromiso.

Corazón y entrega = Álvaro Saborío; el artillero tico puede fallar en 100 ocasiones, pero que choca, incomoda, marca, "mete pata" no se pone en tela de duda.

Sabo con sus rodillas dando extras es uno de los héroes silenciosos de Costa Rica. Si el "9" no anota pocos se acuerdan de él, pero sé que sin él la experiencia en el camerino lo extrañaría.

Sé de lo interno que Álvaro es el encargado de llevar a Joel por un camino adecuado, ya le ha hablado sobre como manejar la presión si el gol no llega... Por solo citar un ejemplo.

Esta entrada la dedico a una selección mundialista, una selección que le devolvió la ilusión a la niñez tica, una selección que volvió a poner en manifiesto que la calidad existe en nuestro país.

Más allá del análisis, más allá de la crítica constructiva también como dijo el principal artífice de esto: Jorge Luis Pinto.

"Ahora toca disfrutar hombre... Ya tendremos que trabajar de nuevo".

Eso sí, sepan que para el Mundial no espero menos ilusión, es decir, la obligación de brillar y disfrutar va más allá de una simple participación.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One: