Publicidad

El Muro Florense

Felipe Cordero, Joven estudiante y florense. Desde la cuna vive en Heredia, escucha sobre futbol luego de cada comida. Aunque su abuelo, padre y hermano mayor fueron porteros de profesión.

ir a la lista de Blogs

Semifinales

Cartago, Cartago, Cartago...

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

No, no lo escribí tres veces. Solo quise hacerles sentir el eco que provocan los 73 años que el Cartaginés ha pasado sin tener una posición de honor en nuestro futbol de primera división.

Tan cierto como que no hay una rivalidad del Herediano promedio hacia el seguidor del cuadro brumoso, porque ya hace mucho que no significan una amenaza para los florenses, quienes alguna vez sí la sintieron en lo más profundo de sus corazones.

Cartaginés pasa por un buen momento que no ha sabido concretar, tienen ímpetu y son un equipo que gana, empata y pierde, como todos. Cartaginés es un obstáculo más que Herediano debe pasar para llegar al ansiado bicampeonato. El hecho de que sea el simpático Club Sport Cartaginés, esta vez en semifinales, no lleva un sazón especial, lleva una historia. Una parte añeja y otra reciente.

Es típico que se hable mucho de semifinales en la prensa. Los conocedores toman favoritos, antecedentes, proyecciones, alineaciones y nos dan una perspectiva de cómo se desarrollarán los 180 minutos de la serie. Por varios días decidí prestarle atención a todo lo que se dice sobre este partido sin embargo, no escuché o leí, nada peor que a Javier Delgado diciendo: "Todos recordamos que pasó en la final".

Señor entrenador, ¿qué paso en la final?, ¿qué quiere señalar? Si fueron los errores arbitrales en el Rosabal Cordero, me pregunto si su amnesia se llevó consigo su valor, para no decirlo abiertamente y digo amnesia, porque parece no recordar que hubo errores arbitrales en el Fello. Que luego del resultado se habló muchísimo sobre una prueba de "doping" a Victor Nuñez, hasta por parte de sus directivos. Le recuerdo que usted y su equipo no pudieron bajo ningún momento aceptar la derrota con clase, como caballeros y, por semanas, hubo columnas y minutos empapados en llanto sobre como "Cartaguito" merecía un título sin haber ganado la final.

Ahora mi opinión es sencilla y la haré publica: de lo único que fue evidente merecedor Cartaginés, en el torneo pasado, fue del asombro del país, en la fase regular, y de lastima, durante la fase final.

Lo que quiero de este partido no es algo ajeno a su conocimiento, quiero ver a Yosimar imponiendo su juego, a Granados comerse la media, a Salazar recordarles esos tres cuartos de siglo y a Mambo sumar y sumar goles, junto a Anllel y Minor. Aunque esto es una serie de eliminación directa y todo puede pasar, yo tengo colores y no tengo amnesia, mi gallo es el Herediano, mi favorito, lo llevo entre pecho y espalda, lo llevo tatuado en la piel y duermo bajo la calma que me da el campeón nacional, pues hemos recuperado nuestro equipo, nuestro lugar, nuestro ímpetu luego de muchos años alejados. Sí se concretó y ahora hay que revalidarlo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo