Publicidad

El Muro Florense

Felipe Cordero, Joven estudiante y florense. Desde la cuna vive en Heredia, escucha sobre futbol luego de cada comida. Aunque su abuelo, padre y hermano mayor fueron porteros de profesión.

ir a la lista de Blogs

Final Invierno 2013

Bienvenidos al infierno rojiamarillo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Este 22 de diciembre es el día más esperado desde el repunte del Herediano. Para todos los florenses el matiz de esta vuelta es indescriptible. La ansiedad y la emoción, se combinan. Muchos hemos estado en vela, hambrientos y con la misma consigna. ¡Ya es hora!

Recibimos a nuestro contendiente en el Rosabal Cordero para pelear por el título. Un invierno más en la casa de don Eladio.

No hay duda que va a ser duro, aunque nuestro futbol es de toque, ofensivo y hermoso como nunca, toda estrategia tiene una antítesis: un Óscar Ramírez, quien con calculadora en mano reza para que el viento no desvíe sus pelotazos y enciende velitas para que sus jugadores no lleguen a destiempo y terminen prematuros en las regaderas. Ha sido así y ha salido triunfal.

¿Qué hay distinto de nuestro lado? Tenemos el mejor equipo del país, desde la portería hasta la ofensiva. Sin 'Mambo' pero con el juego de Yosimar Arias, Cubero y Granados. Tenemos a la revelación del torneo, que vino desde un casi retiro a un contrato por cinco años en la Primera División. Tenemos laterales que no han dejado de trabajar, una defensa sólida y una sociedad envidiable comandada por el mítico Pablo Salazar.

Para colmo en el Rosabal descansa calmo, un par de días antes, el infierno rojiamarillo, el cual más que apoyo es un clamor por la gloria, por darle una razón más al equipo para que se inmortalice en las historias a nuestros hijos y nietos. Para que sean los jugadores protagonistas eternos en las mesas de tragos y café de la provincia.

Nuestro estadio es nuestra fortaleza y nuestro equipo la fosa que la defiende. Cada uno de los jugadores dispuesto a morir por sus nombres, por los ajenos y el nuestro. ¿Han notado la diferencia de este cuadro? Ya no se habla de premios, de salidas, ni de riñas por un puesto, hay un objetivo profeso, una parsimonia que espesa el aire y que se acompaña por un "esto lo sacamos aquí".

No perdemos de local desde hace ya nueve meses. ¿Y cómo no? Es en nuestra casa donde descansan los mejores recuerdos de cada uno de nosotros, en nuestro estadio hay historias de amor, lágrimas derramadas, hay fechas inolvidables y recuerdos irrepetibles.

Tenemos el mejor equipo dentro y fuera de la cancha que han visto mis ojos llenos de ilusión por el título.

Bienvenidos al infierno rojiamarillo, a la casa de don Eladio, donde conocí el amor, al nuevo Fortín, al hogar de nuestra familia. Este domingo vamos por el 24.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Archivo