Publicidad

El Muro Florense

Felipe Cordero, Joven estudiante y florense. Desde la cuna vive en Heredia, escucha sobre futbol luego de cada comida. Aunque su abuelo, padre y hermano mayor fueron porteros de profesión.

ir a la lista de Blogs

Futbol Nacional

No hay, no hubo y no habrá amaño

FOTO: Rafael Pacheco

Me siento profundamente ofendido e indignado. Como herediano yo quería ayudar a los jugadores del Limón FC y la recomendación de la Fedefutbol me parece más que ridícula, sin lugar.

Porque no lo hubo contra el Valencia de Haití, equipo al que se le hizo una donación. No hubo acusación ni recomendación de ningún tipo por parte de la Concacaf. Tampoco en el torneo anterior cuando la nueva administración del Herediano no había tomado riendas y los jugadores del Herediano donaron medio millón de colones al club caribeño.

Esta medida de donar un porcentaje de la taquilla no es más que una muestra de la grandeza del pueblo florense para con los necesitados. No olvidemos que dentro de nuestras filas están Jhonson, Myrie, Gómez, Núñez (el pronto máximo y magnánimo goleador histórico de la primera división) y Francis, quien además de tener un colega y amigo, tiene un hermano pasando por la penumbra dentro de la "casa club" del Limonense.

El sentir florense es ayudar, paliar la situación de ese gran semillero y glorioso club de nuestro país. ¿Qué hubiese sido de nuestro futbol, sin Paty, sin chile de panamá y sin Edmund Glaston Clark?

Señores de la Fedefutbol, si tanto temen el amaño de partidos, les pregunto ¿por qué nunca, sino hasta este último partido, dejaron a Belén FC recibir al Herediano en el Rosabal Cordero, cuando el Carmelita lleva una eternidad recibiendo a la Liga Deportiva Alajuelense en el Scottiabank-Morera Soto? ¿Por qué no toman una posición salomónica? Y de paso investiguen la nueva campaña Herediana "Un regalito Cabecar", que de seguro nace como una iniciativa sombría para, en algún futuro, evitar pagar los derechos de formación de algún niño al cual le tenemos el ojo puesto. ¡Por favor!

Tomen en cuenta que cuando violentan una buena intención, truncan una mina de diamantes en bruto de este país, jugadores fuertes, técnicos y con una valentía únicamente encontrada más allá de B-line. Herediano se ha solidarizado en múltiples oportunidades con el futbol en general y en esta ocasión, que los hermanos del Caribe están en aprietos, ustedes nos obligan a darles la espalda por ser "más papistas que el papa".

Bien lo dijo J.J Rousseau: "Mientras un pueblo se ve obligado a obedecer y obedece, hace bien; más en el momento en que puede sacudir el yugo, y lo sacude, hace todavía mejor".

Vamos a donar, vamos al estadio, sin vergüenza, sin amaño, con la frente en alto, los puntos, esta vez, son lo secundario.

Archivo