Publicidad

En forma

Luche por su salud

Las clases de acondicionamiento físico que involucran ejercicios de golpes con brazos y piernas son una opción muy buena para ejercitar todo el cuerpo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

En los centros de acondicionamiento físico se pusieron de moda las sesiones de entrenamiento que involucran golpes con los pies, manos y ejercicios cardiovasculares, por lo que implican un gran desgaste físico.

Algunas de estas clases son de boxeo, kickboxing, artes marciales mixtas y otras que, en general, tienen la misma base de ejercicios de las anteriores, pero que las denominaron de forma distinta.

Una de las facilidades para su práctica es que los deportistas ya no necesitan pertenecer a una academia en especial, sino que los mismos gimnasios imparten estas clases y algunos incluso las ofrecen con solo pagar la mensualidad.

Según explicó Carlos Mata, quien es instructor de kickboxing, la demanda creció en los últimos años, como una respuesta a los resultados que obtienen los atletas.

“Yo siempre he pensado que la mejor publicidad es la que dicen los mismos alumnos. La gente encontró en el kickboxing una forma de ganar, no solo en temas de salud, sino también mentales, y aprenden defensa personal, pero todo esto disfrutando”, dijo el experto.

Atrás quedaron los pensamientos erróneos de que esto era solo para hombres. Actualmente las mujeres abundan en estas clases y también los niños, pues los profesores cuentan con la capacidad de generar rutinas diferentes para todos de acuerdo a sus condiciones físicas.

En una sesión de este tipo se pueden quemar cerca de 700 calorías en tan solo 60 minutos, además, se hacen secuencias deportivas que implican la resistencia corporal, como las sentadillas, push ups o planchas para ayudar en la definición y tonificación del cuerpo del deportista.

También se hacen dinámicas en que se deben memorizar diferentes combinaciones de golpes y ejercicios, por lo que sin darse cuenta, la persona también está estimulando el cerebro.

1. Se hace mucho trabajo cardiovascular. Los trotes, piques e incluso las secuencias de aeróbicos son parte del inicio de las clases como una forma de ayudar a que el cuerpo entre en calor y active los músculos.

2. Las sentadillas, los desplantes y las patadas son parte de los trabajos que se hacen para fortalecer y tonificar el tren inferior (de la cadera hacia abajo) además, constantemente se trabaja de cuclillas.

3. Las push ups, fondos y planchas son ejemplo de ejercicios para estimular el pecho y los tríceps en estas clases. Además, se hacen dominadas para estimular los dorsales y preparar más el cuerpo.

4. Por lo general las sesiones terminan con un estiramiento que ayuda a la relajación y a que todo el organismo vuelva a la calma. De esta forma, se reducen las posibilidades de sufrir una lesión.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad