Publicidad

En Forma

¡Píquese!

Incluir piques en su entrenamiento le permitirá correr más rápido en carreras largas de hasta 10 km

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Hoy estrenamos año y he aquí una buena meta a plantearse: que nadie le gane en el cierre de una carrera.

Para cumplirlo nada mejor que entrenar el cuerpo para correr rápido. Los piques son una excelente forma de mejorar la eficiencia al correr, incluso si usted es un fondista.

Este tipo de entrenamiento no solo le ayudará a darle el golpe de gracia a ese rival que lo ha venido codeando durante toda la carrera, sino que le permitirá dominar con más facilidad los pasos rápidos de las competencias de 10 kilómetros o menos.

Los piques cercanos al 100% de su máxima intensidad hacen que se activen fibras musculares que permanecen “dormidas” cuando usted corre a pasos más lentos. Esto mejora los patrones de comunicación entre las neuronas y los músculos, lo cual se traduce en un movimiento más eficiente.

Los piques deben abordarse con cuidado porque hay más riesgo de lesionarse cuando se corre tan rápido. Hágalos luego de un entrenamiento suave o inclúyalos como parte de un fartlek o entrenamiento con cambios de ritmo.

Consejos

1. Nunca frene en seco, reduzca la velocidad poco a poco.

2. Mantenga la forma (no se desarme cuando alcance altas velocidades).

3. Acelere progresivamente (no inicie al máximo).

4. Pare si siente dolor.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad