Publicidad

Correr

Ataque las cuestas

Subir cuestas es un arte que usted puede dominar entrenando en ellas regularmente. De paso ganará potencia en las piernas, correrá más rápido, con mayor eficiencia y mejorará su técnica.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Apenas aparecen las primeras cuestas, muchos agachan la cabeza, encorvan la espalda y se resignan a perder el ritmo que llevaban hasta el momento.

Pero las cuestas no son enemigas de los corredores. Por el contrario, son una de las mejores formas de trabajar la fuerza, la potencia y la técnica de la zancada.

Para entrenar, empiece con cuestas poco empinadas y que le tomen menos de 30 segundos subir a intensidad alta, entre el 80% y el 90% de su máximo esfuerzo.

Haga dos o tres ascensos y cada vez regrese caminando para recuperar. Esto puede hacerlo a la mitad o al final de un entrenamiento suave. Por ejemplo si va a correr 40 minutos suave, corra 20, haga las cuestas y continúe con los otros 20 minutos. Las cuestas no tienen que ser una sesión por sí solas.

Al subir haga pasos más cortos y rápidos, mantenga la mirada al frente (no hacia abajo) y aterrice sobre la parte delantera del pie. Haga el braceo rápido y fluido.

Practíquelas 1 ó 2 veces por semana y pronto verá las mejorías.

Las cuestas:

1. Aumentan fuerza y potencia en piernas.

2. Mejoran frecuencia y técnica de zancada.

3. Mejoran velocidad.

4. Mejoran su eficiencia al correr.

5. Le dan confianza.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad