Publicidad

En Forma

No olvide calentar bien antes de las carreras

Entre más baja sea la temperatura más le costará activar los músculos. Aplique rutinas cortos pero muy intensos.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Si usted corrió el domingo en La Candelaria y sentía que se moría del frío antes de iniciar la competencia, no crea que estaba equivocado. El clima no era el mejor.

De hecho, a falta de cinco minutos para que empezara la carrera, la temperatura oscilaba los 17 grados centígrados. Sin embargo, si le sumamos factores como el fuerte viento y la llovizna que se presentó en ese momento, se puede afirmar que se sentía un congelamiento terrible.

Según los expertos, en casos como los anteriores, la activación del cuerpo debe ser más estricta.

“Siempre se recomienda calentar cerca de unos 20 minutos. Si se hacen ejercicios en donde aumente la intensidad gradualmente, los músculos se irán activando y el cuerpo se preparará para enfrentar el esfuerzo. Sin embargo, cuando la temperatura es muy baja, este tiempo debe ser mayor y los ejercicios más fuertes”, comentó Alberto Brenes, entrenador de atletismo.

Y es que la recomendación se explica muy fácilmente. Entre más frío esté el clima, más le costará a los músculos calentarse. Por eso, le preguntamos al entrenador cómo hacer una buena y rápida entrada en calor.

“Se puede iniciar con un trote suave. Solo para ir aflojando. El objetivo es que lo vaya intensificando poco a poco hasta llegar a correr cerca de un 80% de su máxima capacidad. Todo este proceso puede tardar unos 15 minutos”, dijo el entrenador.

Luego, también puede hacer los tradicionales “piques”.

Para esto, váyase a una recta que tenga una extensión de unos 50 metros y empiece a correr rápido. Al llegar al final, devuélvase caminando. Eso le ayudará a recuperar, además inhale por la nariz y exhale por la boca suavemente.

En total puede hacer cinco piques, así terminará de activarse.

Ya con el cuerpo bien caliente, no olvide hacer el estiramiento.

¿Qué pasa si no caliento bien? Las opciones de lesionarse aumentarán notablemente. Lo que pasa es que estaría haciendo un cambio muy brusco. Imagínese, lleva horas de estar en reposo y de un pronto a otro iniciar una carrera a una alta intensidad. Sin duda, su cuerpo no estaría preocupado para esta actividad.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad