Publicidad

En forma

Combine la caminata con la carrera

Caminar cada cierto tiempo es una forma de recuperar aire, dosificar los músculos y hasta preparar la mente para iniciar de nuevo.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Si usted es un deportista que apenas empieza en el atletismo, no tiene por qué preocuparse si tiene que caminar mientras entrena. Al contrario, puede ser una buena estrategia.

Todo se debe a que en ese lapso donde se baja el ritmo de carrera y solo se camina lentamente es útil y seguro para la salud de los deportistas.

“Son personas que no tienen desarrollada la capacidad aeróbica, por lo tanto no pueden hacer entrenamientos seguidos y fuertes, porque no tienen los condiciones. Ante esto, por lo general en los planes de entrenamiento se les agrega minutos de caminata para que les sirva como recuperación”, explicó el educador físico Manuel Jiménez.

Es decir, esa caminata con la que usted probablemente se siente mal psicológicamente y cree que está fallando, podría ser la mejor solución para tomar aire, recuperar los grupos musculares y ser fuerte mentalmente para correr de nuevo. En resumen estaría aplicando un descanso activo.

Entre tanto, una gran duda que inquieta a los atletas es considerar que al caminar pierden el ritmo de carrera y les va a costar notablemente retomarlo, sin embargo, esto no es del todo cierto.

“El problema sería si se detiene por completo. Pues ahí sí toda la actividad física se estanca y habría que empezar de nuevo. Pero como se caminará es solo como bajar el paso pero no del todo, por lo que no debería generar problemas”, detalló Jiménez.

Cabe destacar que, esto no debe servir para engañarse, la idea es caminar con un paso suave, pero constante. Acá no hay medición, el único parámetro será usted mismo, así que mejor solo utilice esta fórmula el tiempo que diga su entrenador.

Ejemplo de combinar carrera con caminata

Inicie con un calentamiento suave, como normalmente lo realiza. Es una forma de activar el cuerpo y prepararlo para un trabajo más fuerte.

Para iniciar el plan, corra por tres minutos e inmediatamente camine uno suavemente. En total, haga cinco series, que serán 20 minutos.

Durante el proceso de recuperación, basta con solo trotar por unos 10 minutos a un ritmo moderado. No camine, para eso el trote es ligero.

Por último, haga un estiramiento que servirá como un aviso para que el cuerpo vuelva a la normalidad y que los músculos se relajen.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

Parque Viva

Publicidad

Publicidad

Blogs

Publicidad